jueves, 29 de octubre de 2015

JAIME ROMERO- Analiza el poema : Perra nací. " El perfil de los perros"

Jaime Romero: Escritor, artista plástico, poeta, activista cultural, corresponsal de la Universal Radio de Madrid España, actualmente es director de la Organización Arte-Juárez de la frontera Norte de Ciudad. Juárez, Mex. 


Júlia De la Rúa: Escritora, poeta, artista plástica. Activista cultural. Asesora artístico cultural  de Araña editorial. España.  Española, una mujer intensa e idealista que desnuda su alma en estos versos,  en su poema: 


Nací Perra... (1)

Perra de dos patas, aunque a menudo debí andar a cuatro. Perra atada a collares de lujo; en un tiempo también atada al cordel del amo al que amé. Cordel grueso y de áspero esparto que horadaba mi cuello a cada estirón de su mano...
Lamí heridas con mi lengua rebosante de curativa baba. Lengua que recorrió rostros fríos e impávidos ante mis lengüetazos suplicantes de amor.
Perra nací en cama de camada grande, en la que mis hermanos, los perros, aun débiles, imponían su poder.

Perra a dos patas.
Perra a cuatro patas.
Mujer.
 pasado el tiempo
detento el rango
de perra asilvestrada
retozo por los valles
lujuriosos de la vida
salto
brinco
entre árboles frescos
entre frutos silvestres
entre hombres y alimañas
que dan goce a mi cuerpo
y alimento a mi alma
ahora perra salvaje
y libre
planeo entre nubes
que embadurnan mi rostro de espuma
entre mares y ríos que lavan mis heridas
entre bosques que acunan mi
soledad
infinita

perra nací
perra a dos patas
perra
o simplemente
mujer.


a). El análisis, no pretende tener una actitud de búsqueda simbiótica de estilos, corrientes, influencias o estructuras literarias basadas en erudiciones he intelectualismos poéticos. 
Su propósito es el de analizar el contenido simbólico de las palabras en una interpretación humanamente adivinatoria, sobre las frases del poema. Para tratar de comprender las letras  en la naturaleza del pensamientos poético de la poeta;  En la sabiduría contenida en las metáforas de sus versos.

El Poema.
Nací perra. 
Perra de dos patas, aunque a menudo debí andar a cuatro. Perra atada a collares de lujo; en un tiempo también atada al cordel del amo al que amé. Cordel grueso y de áspero esparto que horadaba mi cuello a cada estirón de su mano...

Inicio).

1.- Nací perra.

a.- Nacer mujer; es una degradación de género, una desventaja en un mundo hecho por generaciones para el hombre. 

Una condición lamentable producto de una subcultura milenaria, producida posiblemente por la religión, el dogma la guerra o simplemente, porqué a la mujer le gusto o se le hizo más fácil estar más cómoda y vivir de co-dependiente  en una sociedad donde la exentaron por voluntad propia de la discusión política y se conformo,  con ser  emocionalmente un artículo de belleza o un artificio decorativo encerrada en una cárcel llamada hogar. 

Posiblemente todo esto fue por las costumbres o simplemente por la falta de preparación de la mujer, que carece de alternativas económicas donde pueda liberarse de esa esclavitud atada a la voluntad del hombre y a su dependencia moral, física  e ideológica y a su presencia en un mundo donde la individualización y la realización de la independencia cada vez es más presente. 

Porque ellas, son preparadas para ser objetos sexuales y no para ser, seres humanos racionales y autónomos y no una mujer esclava y servicial  que atiende sumisamente la vida del hombre sin tener una vida aparte. 

Degradaciones inhumanas que aniquilan los sentimientos  e ilusiones de cualquier ser humano que viva esta condición social, política y económica como modelo de vida.

“Perra de dos patas, aunque a menudo debí andar a cuatro”.

Perra: literalmente es una palabra muy despectiva y agresiva, y comprendiéndola de una manera muy personal la metáfora del símbolo poético, me evoca a la expresión de ser un artículo femenino eróticamente sexual, cómo ya lo había señalado anteriormente. 

De dos patas. Aquí si relacionamos la actitud sexual con la naturaleza humana, percibimos racionalmente que ella, era manipulada sexualmente, más que comprendida como un ser pensante. 

Aunque a menudo debí andar en cuatro: Dominación total de la personalidad, sometimiento, sumisión, control de su voluntad, esclavitud y ausencia de libertad de pensar de decidir de actuar. Intimidación aniquilamiento de la personalidad, sufrimiento y dolor interior.

 b.- Empezare con el ejercicio de analizar el poema de Julia De la Rúa, 

Quiero aclarar algo, un análisis no es un una estructura de un ensayo bibliográfico o documental (ni un acto de literatos, intelectuales o eruditos o académicos, más bien su propósito es reflexionar y filosofar un dialogo). Donde se den referencias de citas. 

Puede suceder que se den, mas no es necesario. 
Es una interpretación simbólica del lenguaje su interés inteligente es ver la atmósfera de las ideas sus símbolos en esencia y el rastreo de su significado lingüístico psicológico y filosófico de las metáforas poéticas que encierran la descripción mas aproximada de las expresiones de un poema o de su intención de comunicar un sentimiento que está oculto o que tiene un doble sentido en los pensamientos de los humanos (una puerta al inconsciente de los pensamientos que guardan los secretos ocultos de las palabras de un poeta, que disfraza sus pensamientos detrás del poema), 

Además tanto el que analiza como el poeta son ajenos a las ideas que emanan del poema, los lectores deben desprenderse de personificar o involucrar a ambos de su contenido. Las ideas tienen personalidad aparte de los analistas y del creador del poema es un mensaje de una realidad existente propia de discutir dialogar y comprender en la vida.
Continuemos pues.

2.- Perra atada a collares de lujo; en un tiempo también atada al cordel del amo al que amé.

c.- El símbolo perra ya se explico anteriormente: Atada a collares de lujo: Es muy común en muchos de los caso donde la mujer principalmente joven  e inexperta, que se deja llevar por el dinero, la posición social los roles sociales, sea vendida y ofrecida o simplemente comprometida, sin tomarla en cuenta su opinión.

 Un collar es un articulo caro un ornamento que una mujer sencilla inteligente, no usa, por lo general. 

Las joyas son un distintivo de las aristocracias de las sociedades de todas las historia de la humanidad, son artículos de lujo superficiales muy costosos a mi manera de verlo innecesario en los humanos. 

La palabra atada y corcel son argollas de una esclavitud a una obediencia, porque el amor se vuelve tiranía, abuso o simplemente Voluntad de Poder de dominar la naturaleza débil de una persona sometida. 

Lo normal es el dialogo ecuánime que comparen ideas y sentimientos sin ser dominio de uno sobre el otro, para socializa y procrea el impulso de la transformación del pensamiento para tener un encuentro social y cultural entre ambos individuos. Que en este caso no existe para nada. 

Al que amé: Es en pasado una vez comprendido la naturaleza de su error se perdió el encanto la farsa, el dominio la independencia la búsqueda de la libertad. 

Uno se pregunta, necesitara la mujer al hombre para desarrollar sus proyectos de progreso o lo empleara en sus empresas, donde ella viva independientemente, sin ataduras que le impidan ser ella y con bienes propios y capital solvente donde ella tome sus propias decisiones y no las del otro, que jerarquiza y controla la dirección del curso de su vida,


3.- Frase del poema de Nací perra de Julia de la Rúa.
Cordel grueso y de áspero esparto que horadaba mi cuello a cada estirón de su mano...

d.- Cordel: es una cuerda una soga que raspa, que asfixia su cuello, le falta el aire. 

Recuerdo hace unos mese una amiga que dejo a su esposo, porque se sentía atemorizada, sin libertad, ni compresión de él hacia ella. Y lo que mas me sorprendió fue cuando me dijo; que la actitud de temblor de sus manos se le habían quitado. Que se sentía tranquila y libre, con paz interior.

Bueno, si no encuentran quien te comprenda, no tiene caso seguir en compañía de alguien que no te apoya o que no se deja que la ayudes, porque la relación y crianza de una familia es una labor de equipo o simplemente se alejan de él, porque no les interesa su compañía o no era lo que ellas pensaron que era. 
La razón de una separación es la no compactibilidad de caracteres.

El poema prosigue a cada estirón de su mano. Los hombres nos volvemos tiranos de las mujeres, porque ellas se dejan, y por su educación servil y su supuesta debilidad emocional y codependencia económica y de la protección que ejerce él en su vida. 

Ella se siente protegida por él, por ejemplo: aquí en México la mujer no es apoyada ni por la justicia ni por la Constitución, sus derechos como civil son atropellados impunemente por todo el mundo, hasta por la mujer misma, se enfrenta a la realidad sin fusil, la envían a la guerra desarmada, como va encontrar la libertad. 

El caso de la mujer de la maquiladora que dejaba sus hijos encerrados en su casa todo el día, y que estos se volvieron contra la sociedad asesinando a todo aquel que les impedía lo que ellos argumentaban, que les privaron de su derecho de ser feliz y el de pasar una niñez encerrados en un casa aislados del mundo, mientras su madre se iba a trabajar dejándolo solos y abandonados. 

Todo esto se hubiera solucionado si el gobierno y la industria hubieran hecho guarderías para los obreros.

Una óptima relación está construida en el trato en el respeto y la aceptación de las ideas y no en el sometimiento de uno con el otro. Además cabe mencionar que ambos tienen una actitud de que no se sabe, porqué les afecta tanto lo que uno dice del otro a ambos les afecta igual.

 El verdadero problema es cuando guardas resentimientos y odios y sed de venganza. 
Eso mata las ilusiones y pierdes el deseo de ser tu o de encontrar alguien que te comprenda porque quedas traumatizada y piensas que todos son igual que aquel que te lastimo,
.

4.- Del poema de Julia De la Rúa Nací perra
Lamí heridas con mi lengua rebosante de curativa baba

e.- El lamer heridas con su lengua es poner un objeto en su boca, Pero también al decir lamí, es que cedió al gusto personal por voluntad propia o transfirió, o traspaso a alguien la acción o el derecho de lamer una herida que es literalmente un acto dicho de una materia líquida: Derramar por encima el bordes que contiene. De curativa baba.

No hace falta usar mucho la imaginación para saber a qué se refiere, En el acto erótico es común desarrollar estos juegos sexuales entre personas adultas erótica mente activa, 

Lo que aquí podría uno pensar es que ella lo hacía en un sentido de placer y de gusto, no tanto para a satisfacer aquel al que le es productora de placer, al roce de su herida como ella le menciona. Sino que también lo hacía con gusto al logra el propósito de finalizar el acto final y eyacular. 
Que es lo más normal en una masturbación oral.
Autor del análisis.
Jaime Romero.
8 de oc. De 2015
En Cd. Juárez Mex.

5.- Lengua que recorrió rostros fríos he impávidos ante mis lengüetazos suplicantes de amor.

f.- La poeta utiliza metáforas poéticas en las palabras de tal manera que pensé por ejemplo: que la anterior expresión genital de herida en lugar del miembro masculino era femenino, Porque es que yo parto de la referencia personal al interpretar el símbolo, pero ella, de la de ella. 

Entonces herida, podría ser su órgano genital y no el masculino, como le describí. Precisamente porque metafóricamente están inversos los símbolos y entre las expresiones del poema se mezclan las ideas. 

La poeta es compleja en ese sentido de descifrar o comprender la intención real del poema en su discriminación por palabras, en relación con el total de las palabras y en el sentido lógico de una cristalización sobria del pensamiento. 

Aquí, por ejemplo: la lengua, podría ser en el sentido de dialogo de una comunicación exterior, que pretende comunicar lo que ve.

Recorrer, es un acto de conversación de participación de interrelación de observación entre otros análisis que efectuaba que concluían con rostros fríos, sentido de una inexpresiva imagen de algo sin emisiones, calculador, compacto sin sentimientos exteriores. Impávidos, que está ella libre de pavor, serena, ante el peligro, impertérrito, es decir sin miedo, posiblemente él. 

Ante mis lengüetazos, En primera persona, ella manifiesta que presenta una comunicación ante la que él definitivamente es indiferente, y que a ella la lastima su actitud hostil y seca.

Suplicante de amor, en una relación a mi manera de verla, debe de existir la correspondencia de afecto, si uno de los dos, solo expresa sus emociones y el otro no está receptivo, porqué no siente nada por ella, es imposible encontrar una armonía de amor en donde solo uno ama y el otro no.

Frases sobre el poema Nací Perra de Julia De la Rúa
Por: Jaime Romero
En Cd, Juárez Mex.
10 oct. de 2015


6.- Perra nací en cama de camada grande, en la que mis hermanos, los perros, aun débiles, imponían su poder.

h.- Bueno prosigamos en el análisis, ya lo de perra nací, ya lo explique, solo habría que aclarar una cosa, La intención de perra en México, tiene otro sentido lingüístico, mas bien se le dice a una persona brava o violenta. 

En cama de camada grande. Esto seguro es referente a la familia. Por ejemplo: aquí en mi país, las familias numerosas son condición de cierta clase social. Por lo general o son obreros, campesinos o muy religiosos. Los que tienen familia numerosa.

Posiblemente, no lo sé, intuyo que la expresión mis hermanos, es referente sobre el núcleo familiar, no define sexo, solo explica la generalidad. Mis hermanos los perros, o bien puede ser la humanidad un grupo o sociedad, en fin. 

Aun débiles, la debilidad es una condición de fuerza ya sea por carencia de nutrición o de carácter de personalidad, aquí si queda subjetiva la idea para una observación personal a mi criterio. 

Imponían su poder. La lucha de poder entre los grupos es una fuerza natural, de la sociedad, siempre hay sometedores y sometidos en las estructuras sociales, existen los líderes y los que necesitan de ellos. 

Las sociedades son entidades estructurales que necesitan por naturaleza ser dirigidos por líderes en una lucha de Poder organizacional en cualquier sociedad grupo u Horda que exista sobre la tierra. Como decía: Aristóteles, El humano es un animal sociable por naturaleza.

Fragmento del poema de Julia De la Rúa Nací Perra
Por: Jaime romero
En Cd Juárez Mex. 
11 de oct. de 2015


7.- Frase del poema de Julia De la Rúa de nombre Nací Perra.
Salto brinco entre árboles frescos entre frutos silvestres entre hombres y alimañas que dan goce a mi cuerpo y alimento a mi alma ahora perra salvaje y libre. __ Saltar, y brincar entre los árboles, es el espíritu de la exploración en busca de enseñanzas y aprendizajes. __ Entre frutos silvestres, en un huerto agrícola en la selva en un paraíso desconocido por ella, posiblemente sean sus deseos de libertad en la vida. __ Entre hombres; Si moralizamos la expresión, seria tener una vida desenfrenada o romper con el tabú de la propiedad privada marital que queda diluida en el contrato moral por el juicio de la libertad de la razón. __ Y alimañas que dan goce a mi cuerpo. Alimaña; animal irracional o persona mala, despreciable, de bajos sentimientos con los que ella se relacionaba. __ que dan goce a mi cuerpo.- Lo que ya explicamos en lujuria, ella encontró una liberación insatisfecha en su naturaleza o quizás en su imaginación dispuesta a satisfacer sus deseos animales de su sexualidad humana. __ Y alimento a mi alma ahora perra salvaje y libre. Llenar el deseo de amor que fue insuficiente áspero frió intolerante y amargo. Resurge del abismo de nuevo a la luz, irradiaste de alegría sana y vigorosa decidida a desperrar disidida a vencer los obstáculos. Las calles y los peligros de la realidad no delimitaran la libertad de aquel que desea encontrar la experiencia de ser libre, que implica una responsabilidad, encontrar la razón de la libertad y comprender su significado.
Fragmento del poema de Julia de la Rúa.

Por: Jaime Romero. 16 de oct. De 2015 en Cd. Juárez, Mex.


8.- Del poema de Julia de la Rua. Nací perra
Planeo entre nubes, que embadurnan mi rostro de espuma
Entre mares y ríos que lavan mis heridas, entre bosques que acunan mi, soledad infinita.

i.- Planear entre nueves: Las aves son las reinas del espacio símbolo de la libertad del horizonte en la inmensidad del cielo. Sus vuelos planean hasta alcanzar las nubes, es posible que la metáfora se incline en hacer una analogía en este sentido o simplemente representar la libertad de una pluma o de un sentimiento volátil y ligero de un estado de ánimo posiblemente onírico o fantasioso.__ Que embadurnan mi rostro de espuma. Sensación de untar, o de pintarrajear su rostro con la vida, el devenir incierto donde limpia los avatares de la existencia atormentada y vacía, ausente de libertad, enclaustrada en una soledad sin sentido, oprimida y sombría, ausente de libertad. Posiblemente sea una auto-protesta, o una reflexión interior, por encontrar la salida al laberinto caótico en el que se vio inmiscuida y atento contra el espíritu de su naturaleza salvaje hambrienta siempre de libertad.

Fragmento del poema Nací perra de Julia De la Rúa
Por: Jaime Romero.
19 de oct. De 2015
En Cd. Juárez Mex.

8- Del poema d Julia de la Rúa Naci perra
Perra nací sí perra a dos patas sí
Perra o simplemente mujer.

j.- Este es el final del poema de Julia De la Rúa, poema que reafirma la convención de sus valores que pretenden sostener que la voluntad de la mujer, la auto-independencia y la libertad de ella , no dependen de un individuo o roles de la sociedad, sino de la capacidad de las mujeres de capitalizar su personalidad, siendo independientes y sin dejar de ser lo que son; Simplemente y llanamente mujeres que luchan por establecer los mismos derechos que el hombre en una estructura política donde ellas aun no compiten en igualdad de circunstancia por la falta de conocimiento y visión del entorno de su historia. 

Que dejen de ser ellas mismas sus propios enemigos y que creen una autentica filosofía de su naturaleza. 
Que no esté sujeta a la voluntad de los discursos de los hombres y fundamentada en el dialogo, y la concertación en la organización de la proyección de sus ideales políticos. 
Y también por no salir de su castillo de arena esperando que sus sueños dejen de ser sueños.


Notas sobre los análisis


Adriana Candía- “ Prefiero mil veces el auto calificativo de LOBA”.

Jaime Romero: Pienso que la diferencia que señala Adriana Candía. Es que el calificativo de perra es de violencia, agresividad una Doña Cabrona. En cambio la Loba, es una fiera, astuta, fuerte y egoísta. Que bien podría ser una transformación de perra a loba. En lo que narra Julia De la Rúa que en el poema de Nací perra, no viene. Pero en otro poema sí. Que no es parte del texto pero que cabe señalar que ese calificativo si está en otra expresión del libro. Porque si presenta expresiones muy de Loba mas que de perra en las frases del poema. Saludos a ambas.  Jaime Romero


-         Escribe una respuesta...

Apreciado Jaime Romero, mi mejor respuesta es continuar con  el poema al que haces alusión y  que dedico en especial a Andriana Candía.

 "Y qué soy ahora: ¿mujer-hembra o perra-apaleada?
Quisiera ser una hembra-loba para retozar en la estepa-tundra-taiga donde alimentarme de alces-ciervos y no en las sierras cercanas a las ciudades en las que aún debería de ir a comer-robar corderos o vacas alimentadas por los humanos. 
Quisiera ser una hembra de loba en los fríos esteparios, en las nieves verdes, en los campos donde mi manada manda
Si lo pienso bien, siempre he sido nómada y mis ladridos no eran de perra, sino aullidos de loba"……

Busqué aparearme sólo con mi amo
y mil perros amantes mantuve
en la guarida de la búsqueda
busqué naturaleza y no esclavo
busqué lamer de gozo y no heridas
busqué participar y no esclavizarme
y esclavizar
busqué ser libre y no estar atada,
busqué vivir y no ser aniquilada
qué contradicción humana
la de no cumplir
con el pacto natural de la existencia
y
matar de mil maneras
todas obscenas
giro y giro
rrrrrruuuuuuuuuuuu
suena el
frío
asfalto
ratatatatatatatatatatata
tatatatatatatata
giro y giro
y después
mi cabeza
se sacude y crece mi pelo
no mi alma
mi alma está doblada
esquinada
en la calleja de la oscura voluntad
la voluntad
esquinada
en la sociedad
aún subterránea
lo subterráneo habitando su oscuridad
no exento de palabras
y la palabra esperando aparearse
con otra palabra
de la que nazcan el resto
palabras-hijas
palabras-hijos
palabras
sedientas
hambrientas
de tundras libertarias
mujer-hembra
perra-loba
ya añadí una nueva
palabra
a mi diccionario íntimo
no el editado por perros lascivos
sino por
mis pies sencillos
lo-ba
loba-roja-gris
loba de largos dientes
de misteriosa mirada
de rabo que pinta a mi amo
de cuerpo sedoso-gozoso
¿Pero no será otra utopía mía, soñadora de quimeras? ¿Me quedaré en simplemente mujer? ¿Seré la mujer llorona que me hizo la educación de los débiles?
¿Seguiré haciéndome las mismas preguntas? ¿Seguiré en el sueño educado, adecuado a la forma impuesta, establecida, exigida estudiada para ser aniquilada de una vez? ¿O buscaré una palabra con nombre primitivo que aún no exista?
¿Seré capaz de encontrar esa palabra? Y lo más sublime: ¿seré capaz de hacer llegar su esencia a mi alma-niña-mujer-hembra-perra-loba?

Creo que el texto al completo titulado EL PERFIL DE LOS PERROS  ha sido una de las mayores catarsis sufridas a través de la escritura. Es difícil para mí dar una explicación  más allá de lo expresado en todo el poemario, cada mujer, cada hombre, podrá aportar otras vivencias, otros caminos recorridos. Jaime Romero, has sido un importante apoyo para mis versos. Sin duda ayudaras a muchas mujeres y hombres a interpretarlos  desde tu experiencia, yo quiero aportar mis sentimientos de apoyo a hombres y mujeres que luchan por la igualdad de SER humanos sin etiquetas. Aporto un estudio que realizo Rocío Garcés, filosofa, Es  vital   que se debatan argumentos entre mujeres y hombres. Sin duda nos ayudará a entendernos con más humanidad y empatía y no como rivales.
Julia De la Rúa.
30 octubre 2015

“Las mujeres han sido tratadas hasta ahora por los hombres como pájaros que, desde una altura cualquiera, han caído desorientados hasta ellos: como algo más fino, más frágil, más salvaje, más dulce, más lleno de alma — como algo que hay que encarcelar para que no salga volando”.
F. Nietzsche, Más allá del bien y del mal, aforismo 237.


  

La verdad de la mujer

Rocío Garcés Ferrer


«Mujer es un nombre de esta no-verdad de la verdad».
J. Derrida, Espolones

Podemos decir que El perfil de los perros es, a primera vista y sólo a primera vista, un camino angosto, estrecho y oscuro, difícil de recorrer; es el camino que el poeta Remigio González «Adares», poco antes de morir, le propuso atravesar a Julia para alcanzar la «otra voz»: su voz. La voz de una Julia liberada de todo convencionalismo, «ya sin metáfora»; o como le gusta decir a ella, una voz convertida en «una palabra sin nombre», imprevisible, directa y primitiva. Por eso este libro es también –y sobre todo– el relato poético de una transformación; o, más bien, el relato poético de varias transformaciones. Y es de estas transformaciones de las que me gustaría hablar hoy.
En primer lugar, porque aquello que aquí se trata de transformar, y en cierto modo de deconstruir, es, en una sola palabra, la palabra «mujer». Y el hecho de que yo esté aquí sentada hoy tiene algo que ver con mi condición sexual femenina. Vistas las cosas desde esta perspectiva, he de confesar que lo primero que me vino a la cabeza cuando me puse a leer El perfil de los perros fue la siguiente pregunta: ¿Qué hubiese sucedido si Nietzsche, si Zaratustra, hubiera sido una mujer? ¿Acaso no arremetería «a martillazos» contra la palabra «mujer» y contra todas sus máscaras?
Quizá la palabra «mujer» sólo sea eso: un semblante, un efecto espectral, discursivo, un producto más de la vieja máquina falo-logo-céntrica –esa máquina de la producción del sentido que gira en torno al «falo» como significante privilegiado–, disimulando así, detrás del nombre-máscara «mujer», una ausencia fundamental. Hagamos una prueba. Abramos el diccionario y busquemos a una mujer en la palabra «mujer». El diccionario de la RAE recoge las siguientes acepciones:

1.              Persona del sexo femenino. El baño de mujeres de la estación.
2.             Mujer que ha llegado a la edad adulta. Se ha hecho una mujer.
3.             Mujer que tiene las cualidades físicas y morales especialmente valoradas en una persona adulta de su sexo. Me pareció toda una mujer. Tan mujer como la que más.
4.             Mujer casada, con relación al marido.
5.             Afect. coloq. Se usa para dirigirse a una persona de sexo femenino, generalmente con un matiz conciliador. ¡Mujer, qué susto me has dado! ¡Mujer, no te enfades!
6.             Mujer de letras, la que cultiva la literatura y las ciencias humanas.
7.             Mujer de su casa, la que con diligencia se ocupa de los quehaceres domésticos y cuida de su hacienda y familia.
8.            Mujer fatal, aquella cuyo poder de atracción amorosa acarrea un fin desgraciado a sí misma o a quienes atrae. Se usa referido principalmente a personajes de ficción, sobre todo de cine, y a las actrices que los representan.
9.             Mujer mundana, prostituta.
10.         Mujer objeto,  la que es valorada exclusivamente por su belleza o atractivo  sexual.
11.          Mujer perdida o mujer pública, prostituta.
12.         Buena mujer, se usa para llamar o dirigirse a una desconocida.
13.         De mujer a mujer, con sinceridad; de igual a igual.
14.         Ser mujer una niña o adolescente. Haber tenido la menstruación por primera vez.
15.          Tomar mujer un hombre, contraer matrimonio con ella.

¿Qué es entonces una mujer? ¿La mujer adulta, la mujer casada, la mujer de letras, la mujer de su casa, la mujer fatal, la mujer mundana (prostituta), la mujer objeto, la mujer perdida o mujer pública («prostituta» dicho de otra manera), la buena mujer, a la que le viene la primera menstruación (nada se dice en el diccionario de la que ya la perdió para siempre) o la que es tomada por un hombre?
El famoso psicoanalista francés Jacques Lacan nos ofreció una respuesta: «La mujer no existe». No es posible dar con el universal «La mujer» que las agrupe a todas en una misma clase; su significado no puede hallarse, por tanto, entre las páginas de los diccionarios porque ellas sólo acceden a su feminidad de manera singular: «Una a una». Pues, a diferencia del hombre, su goce no se reduce a la función fálica; y al situarse así dentro y fuera a la vez de la vieja máquina falo-logo-céntrica, es decir, al ser singular y sin-lugar –en esto consiste su ser «no-todo» para Lacan–, la indeterminación de su goce nos encaminaría hacia la pura ex-sistencia[1]. Traigo esta idea aquí a colación porque en los poemas de Julia he encontrado una rebeldía provocadora, una destrucción «a martillazos» de los nombres de mujer cuando, por ejemplo, escribe su propia lista:

La mujer amiga
enemiga por excelencia
La mujer competitiva
perversa por excelencia
La mujer política
macho sin sentido
La mujer fea
arma letal para la belleza
La mujer-mujer
veneno sin fortaleza
La mujer ban-de-ra
a la hoguera
La mujer banal y puta...
Y la mujer niña...

También he encontrado en sus versos un deseo liberador que se anuncia y se enuncia siempre en un más allá de la palabra «mujer», en un lugar donde primitivamente poder ex-sistir:

La mujer tiene demasiados nombres impuestos
La hembra, sólo uno: su ex-sistencia

El primer movimiento, el provocativo-destructivo, puede ser leído entonces como el deseo de acabar, de una vez por todas, con la idea de la «mujer-verdad» y con «la verdad de la mujer». Ya que, en este caso, tal y como señala Derrida en un texto dedicado a Nietzsche: «Es el “hombre” el que cree en la verdad de la mujer, en la mujer-verdad. Y en verdad las mujeres feministas contra las que Nietzsche multiplica los sarcasmos, son los hombres»[2]. El feminismo es aquí entendido como aquella operación por la que una mujer quiere asemejarse al hombre, asumiendo la ilusión viril que conlleva el efecto de castración, del cual la mujer se encontraba ya liberada al habitar la no-verdad, el sin-lugar o el no-todo; al ser, por tanto, el semblante de la ausencia de esa verdad (que no es otra que la verdad falocéntrica). Julia se refiere a esta guerra de la mujer contra la mujer, bajo el título «Armas de mujer y guerras sin nombre», cuando dice:

Mi peor guerra: la guerra con la mujer
La guerra de mujeres o con mujeres
Qué cruel destino
ser-mujer participar-en-guerras-de-mujer
y no salir indemne hacia el camino
del hombre
Ése es el mal de la mujer y del hombre
Nuestra guerra de mujeres

El proceso de liberación, metamorfosis y transvaloración al que Julia nos invita en El perfil de los perros –éste sería el segundo movimiento– pasa entonces por deconstruir el «efecto de la castración» no sólo en la «mujer», sino también en el «hombre». Con esta finalidad nos describe de forma transversal, a lo largo de todo el libro, el relato de tres transformaciones operadas sobre el nombre «mujer».
La primera de ellas,  la «mujer-perra», equivaldría al «camello» de Así habló Zaratustra. Si para Nietzsche el camello corresponde al espíritu de carga y de veneración, a la renuncia y a la obediencia del «Tú debes», para Julia la figura de la «perra» encarna la sumisión de la mujer a su amo, una relación de esclavitud –hoy diríamos de «violencia de género»– que subvierte al transformarse en «hembra-loba». En este caso, la loba salvaje y libre se asemejaría al «león» de Zaratustra, (el «Yo quiero»); y del mismo modo que el león «quiere conquistar su libertad como se conquista una presa y ser señor de su propio desierto» para dar lugar a «la libertad de un nuevo crear»[3], la hembra-loba arremete contra las coacciones morales que entraña el nombre «mujer» en su deseo de ser «naturaleza y no esclava». Este proceso es necesario para llegar, en último término, a la figura de la «niña sin nombre», para lograr esa inocencia y ese olvido que requiere todo nuevo comienzo, todo decir «sí» a la vida sin resentimiento y sin violencia.
En este tránsito, que va de la mujer-perra a la hembra-loba y por último a la niña, Julia (ya sin metáfora) puede anunciarle al «hombre» –con una voz inocente, liberada de los roles sociales– que «la castración no existe», que el significante «mujer» ha muerto y que, con él, también lo ha hecho el del «hombre». Es importante subrayar que la transvaloración de los valores aquí efectuada no juega el papel de una mera inversión de las relaciones de poder entre el hombre y la mujer, sino que aquello que se ha transformado es la estructura misma de lo jerárquico, la estructura misma de la oposición, abriendo así un nuevo espacio de significación –no previsto por Nietzsche, porque, entre otras cosas, no era mujer– para la relación entre los dos sexos.




[1] «Creo en el goce de la mujer, en cuanto está de más... ese goce que se siente y del que nada se sabe, ¿no es acaso lo que nos encamina hacia la ex-sistencia?», J. Lacan, Aún. El seminario: libro 20, Paidós, Buenos Aires, 1981, p. 93.
[2] J. Derrida, Espolones. Los estilos de Nietzsche, trad. de M. Arranz, Pre-textos, Valencia, 1997, p. 42.
[3] F. Nietzsche, Así habló Zaratustra, trad. de A. Sánchez Pascual, Alianza, Madrid, 2003, p. 54.


miércoles, 21 de octubre de 2015

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA. ECKHARD ISCHEBECK




Eckhard Ischebeck
Photographer



Eckhard Ischebeck was born in 1975 in Münster, a pleasant city in Germany. He went to actor's school in Saarbrücken. After his Diploma in 2000, he played at many theatres in different cities of Germany. In the last years, he has been acting in Rostock, a rather rudimentary city, at the Baltic sea.
It was in this town that he started to have e xhibitions as an autodidactical photographer. His exhibitions went into other cities like Berlin or Lublin in Poland. This is the first time, he is showing his pictures in Spain.
His work is influenced by his theatrical experience and his search for almost abstract expressions.
If you like, contact me on Facebook or


martes, 13 de octubre de 2015

Yrha y Luna, caminos cruzados. Novela de Julia De la Rúa





http://www.casadellibro.com/libro-yrha-y-luna-caminos-cruzados/9788494377815/2566193                                                                

Yrha y Luna es una novela que enlaza la descripción de sentimientos en párrafos de enorme contenido poético, que se engarzan en forma sutil a través de lugares y situaciones que nos ubican en la geografía física, laboral y cultural de los personajes. Estas referencias aparecen como trazos de una línea discontinua que se dibuja con claridad sobre la pintura de las pasiones a lo largo de las páginas de la novela, tal como estamos acostumbrados a encontrar en las multicolores acuarelas de la autora.
Su obra poética expresa con fuerza un sentimiento desesperado y rebelde ante las injusticias y la destrucción de nuestra civilización y es un canto al amor,  a la unidad  del hombre y la mujer  desde la esencia de su ser. Esa especial cualidad de la autora, la desarrolla en esta novela a través de un sentimiento que se vive como la entrega absoluta de esos cuerpos que se sienten enlazados aunque los separa más que un océano y cuyo único contacto tangible es el de las letras dibujadas en la pantalla del ordenador. Ese penetrar en el misterio y la magia  de la unidad, lleva también a la protagonista, Luna, a través de un sueño revelador, al antiguo Egipto y a los registros akásicos, aquéllos de todo lo que ocurrió en el espacio y en el tiempo.
Podemos sentir, en todo momento,  la trascendencia del amor de Yrha y Luna, de Manuel y Taisa. No nos cabe duda de que en esa unión los seres están viviendo una penetración absoluta de los cuerpos y del espíritu, que tiene trascendencia; un sentido profundo y universal.

La novela también nos sugiere la imposibilidad de prolongar por más tiempo algo tan sublime, cuando se enlaza con las expectativas convencionales de alguno de los personajes. Pero sentimos que Taisa, quizás porque ya ha vivido esa etapa y la ha superado, es capaz de entregarse con valentía a ese absoluto que ella es capaz de ofrecer.
Yrha y Luna es, sin duda, una apasionante compañía que nos atrapa.

Miriam Chepsy                                  

Autora de Mundos Imaginados.   Araña editorial
http://www.casadellibro.com/libro-mundos-imaginados/9788494218378/2315629

viernes, 9 de octubre de 2015

LUCHANDO POR UN PAÍS LLAMADO UTOPÍA.


                                          LUCHANDO POR UN PAÍS LLAMADO UTOPÍA.


                                                                                       

                                                        Terrorismo y otras fascinaciones



           ...Absurdo siglo XXILlegaste imponiendo ilusiones, ocultando el terror, camuflando la verdad en una noche de verbena y derroche. Has seguido caminando a lo largo y ancho de nuestro universo impune y descarado, mostrando sin vergüenza tu absurdo principio, tu terrorífico camino. Las guerras siguen invadiendo nuestro universo, nuestro habita,  nuestra idiosincrasia, nuestros valores naturales y únicos del Dios creador, así campeas soberbio y altivo, triunfante, victorioso... diciendo que buscas justicia amparado en las bombas, en las guerras justas ¿Y qué es una guerra?  QUÉ ES TERRORISMO? Todos pensamos en la muerte, en trincheras,  en campos y pueblos abatidos, en el hambre y la desolación que queda después de la invasión de los pueblos; en terroristas que matan y destruyen la vida incapaces de dialogar y luchar por sus ideales con métodos más humanos cómo la palabra,  quizás impotentes,   ante los gobiernos que se lo impiden   y de ahí sus actos... pero quién piensa en el daño que producen los países corruptos y totalitarios, en los gobiernos que se dicen honestos y que arrasan sin escrúpulos culturas milenarias cegados  por la cruel venganza. Quién en la frialdad totalitaria del emperador dinero, en las hegemonías que promulgan en beneficio propio y no de los humanos, sus intereses económicos, haciéndonos creer que nos regalan  una mejor calidad de vida, avasallarnos con productos inútiles, utilizándonos como meras  maquinas de dilapidar  materia  muerta y fría que sólo sirve para acallarnos y acomodarnos, matando la esencia primigenia  e innata en los seres  humanos  como  es el Espíritu, el Alma 
Qué terrible y absurdo siglo XXI. Sólo acabas de comenzar y nos has esclavizado y sometido a los imperialistas que manejan nuestro espíritu y que lo encarcelan haciendo que la palabra Libertad suene utópica,  y que ahora sea más necesario preguntarnos ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? ¿Quién nos  gobierna? ¿Existe Dios?  Siempre las mismas preguntas y el mismo dolor en muchos al no encontrar las respuestas, y,  mientras habitamos la muerte, pero no la muerte liberadora de nuestra materia corporal  si no la muerte del alma, la muerte de los valores, la cultura, el arte, la pasión, la libertad, el amor... y si no es así por qué estamos sumidos en la indiferencia, en una vida ficticia, irreal. Por qué necesitamos pueblos y humanos a los que llamar terroristas,  a los que cargar la propia culpa, la culpa del sometimiento y del abandono, del acomodo a lo que llaman sociedad del bienestar. Dónde se quedó  nuestra revolución, nuestro vómito a la moral establecida hipócrita y banal; dónde se encuentran los  sabios y profetas  que nos enseñen a amar, que nos den libertad y permitan la tolerancia y el respeto a las culturas; que sean capaces de resolver los conflictos en beneficio del Pueblo que al fin somos todos los que habitamos el planeta Tierra. Dónde se esconde la sonrisa y la belleza; por qué los bosques y prados están solos, los jardines sin amantes, los parques sin niños, los pueblos abandonados...  dónde la fauna libertaria que cruzaba los países en total libertad sin pedirles sus tarjetas de identidad... dónde la Justicia y la equidad, la lealtad...
Dónde La Paz... La Paz... La Paz   

 Siglo XXI, te has dejado seducir por el poder y la ambición que arrastra  la humanidad desde el principio de la creación... Has olvidado siglos de penurias, hambre, odio, injusticias, muchas formas de Terrorismo y humillación.  Tu  como ningún otro Siglo eres el Traidor  por que sabes del dolor  que dejaron los  tiranos en cada poro de nuestro habita, en los corazones de tantos...  Has olvidado los errores cometidos en nuestra evolución, evolución que no  has sabido emplear en conciencia para derrotar de una vez por todas  la ambición y el poder, el abandono de la Virtud...
          Y:
               Yo te denuncio porque tú también  en nombre de los tuyos
                                                                                                            Siembras el Terror...
              

                                                                                                               Julia De la Rúa