domingo, 8 de marzo de 2015

Carolina Chávez Rodríguez entrevista a Júlia De la Rúa



Carolina Chávez Rodríguez
A los 7 años, conoció su destino literario, que ella misma define como ‘’una enfermedad que no se le desea a  nadie’’. Desde entonces ha escrito poesía con tópicos constantes como la femineidad, el erotismo, la muerte y la justicia social. Ha sido publicada en tres antologías de poesía.
Voces ocultas, trama y urdimbre de la poesía y los poetas en Capulhuac. (2009).
40 Barcos de Guerra. DF. (2010)
Letras épicas. DF (2010).
Colaboró en medios impresos como Región Mexiquense, Ecos, blogs y revistas digitales escribiendo columnas de opinión y análisis político, así como editando guiones teatrales, cuentos, novelas y en periódicos como El Heraldo Estado de México.
Estudió 4 años la licenciatura en Letras Latinoamericanas en la Universidad Autónoma del Estado de México, carrera que más tarde abandonó para dedicarse a la formación autodidacta y la autodisciplina que asegura, es quien hace al escritor.
Entusiasta de los epistolarios, el electro clash y la diversidad cultural. Carolina Chávez es un nombre joven, polifacético y polémico que sin duda dará mucho de qué hablar.
Actualmente se está editando un poemario HIJAS DE LA MUERTE en Araña editorial

Roberto Piñero Benitez 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Carolina Chávez.
Entrevistar a Julia de la Rúa, ha representado un reto personal. Julia es reconocida mundialmente por su trayectoria como artista plástica y escritora, pero también por su atípica acción como promotora, divulgadora, con una misión humana, comprometida con el arte libre de artificio, lucro, o élite. Poco logramos penetrar en el porqué de su incansable afán de luchar por la justicia, la hermandad entre naciones y la recuperación de lo femenino, todo ello, a través de la cultura. Es por todo ello, que entrevistarla sin duda, es un acercamiento a las oquedades de esta mujer, que se define a sí misma como una nómada, una guerrera que lucha con armas espirituales e intelectuales.

C.H-¿Cómo y cuándo decides que vas a dedicarte a las artes?

J.Rúa-Esta pregunta me la hago a mí misma en estos momentos. Si te soy sincera, lo primero que recuerdo de un interés hacia el arte o la literatura, es cuando me sentaba en unas escaleritas  de la calle donde vivía y contaba cuentos inventados por mí misma a los niños, entonces debía de tener no más de 5  o 6 años. Doy por hecho que después ya adulta, he canalizado hacia el trabajo una creatividad innata, una energía que me pose y que le debo a la vida, sin razón y  sin  deseos siempre me he dejado llevar. Por lo tanto no  existe una fecha concreta de inicio.

C.H ¿Qué viene en tu vida luego de la publicación de Pui-mic?

Pui-Mic me marcó para siempre como persona, pero no por escribirlo, si no por vivirlo. Jamás hubiera pensado que sería una novela. Fue un momento de mi vida en el que sufría humana  a intelectualmente por mi condición de mujer en búsqueda del Amor con mayúsculas, no solo el amor a un hombre. En aquel año de sucesos de guerras en el en Este  de Europa,  conocí a personas que luchaban por las libertades. Me presentaron a algunos escapados de los países en conflicto como lo fue Rumania, país catalizador de PUI_MIC. Entre las personas que conocí,  al hombre que me catapultó hacia toda una historia desconocida en Europa por pertenecer al telón de acero.  Él me contó  su vida e interioridades políticas. Todo un privilegio, no solo porque pude conocer los misterios de la política del  Este, si no que me llegó el amor de un afín al régimen, un mercenario, que escapó después de su país y sin conocernos.  Dejarme llevar del amor que me profesaba, me obligó a indagar tan intensamente en mi interior, que más  allá de la Libertad de escribir, pude concretar  que la Libertad está sujeta areglas enigmáticas, que me obligaron a pensar si en verdad la Libertad existe. Indudablemente aquellos momentos hicieron que mi persona perdiese el miedo a ser un canal en búsqueda constante de la belleza y el compromiso que toda vida merece. Creo que descubrí el amor sin barreras, sin prejuicios y además perdí el miedo a la muerte. Todo un privilegio.

C.H-¿Cuál ha sido el principal reto, así como satisfacción en tu carrera como promotora cultural?

J-Rúa¿Reto? No sé si he tenido alguno. Pero tal vez el más importante es superar mis prejuicios y los prejuicios sociales que destruyen todo atisbo de creatividad y compromiso. Te cuento algo:La vida es cada instante que vivimos. Por lo tanto creo que a la vez que vivimos, morimos, ¿qué reto hay que asumir más necesario como  saber que  a cada instante somos sin necesidad de retos? Está claro que siempre he sentido la necesidad de justicia, verdad, por eso siempre he tratado de orientar mis proyectos a la necesidad de entrega y beneficios humanistas¿Esto es ser promotora? Creo que me siento más una guerrera que lucha con armas espirituales e intelectuales para hacer llegar al resto de mis semejantes algo de lo que me nutro. Es ni más ni menos mi compromiso  con la vida.

C.H-En este momento, ¿cuál crees que sea  el estado del arte en España?

  J.Rúa¿Te refieres al arte como Cultura? ¿O cómo mercantilismo?
Nunca me ha interesado  el arte como comercio ya que  me parece es una mercadería absurda y sometida a la vanidad de los que se dicen artista, galeristas promotores…Solo interesa el dinero. Quizás suene demasiado fuerte. Estoy convencida  que la corrupción ha matado al verdadero arte. El Arte en España a mi entender no existe ya que lo creativo innato como antes te dije, está muerto, aniquilado, al menos tan maltratado que no interesa el arte. Habría mucho que escribir sobre la situación  en nuestro país. Muchos museos están semicerrados, otros corrompidos, la mayoría semivacíos, sin apenas público que los visite. Por otro lado, yo quiero pensar que estamos en un proceso de curación, debemos pensar así, necesitamos curar no solo a España, si no al mundo para que  el arte, o como cada cual quiera llamar un proceso innato  de los  creadores, se haga patente en lo cotidiano. Soy una mujer esperanzada, aunque si te digo la verdad, tanta esperanza y lucha molesta mucho a los dirigentes actuales  que manejan acciones o actos culturales y artísticos, incluso a la sociedad,  ya que es el contrapunto de lo que impera.Tendremos que trabajar mucho y con ilusión.

C.H-¿Cuál es el compromiso social de la artista? Quiero decir, más allá de emprender proyectos.

J.Rúa-Precisamente algo que tú misma me preguntas: el ‘’compromiso’’.  Primero hay que recuperar éste valor de todo ser humano, que  social y políticamente se  ha perdido. Una vez recuperado, ya sabemos  que vivir significa  compromiso, y por lo tanto, actuar en consecuencia. Parece que preguntas en femenino. Te quiero aclarar que debemos desmitificar que la mujer tiene un compromiso diferente a los hombres. El compromiso es igualdad de unos y de otras.

C.H-¿-Qué te incentiva a continuar en el arduo camino del arte?

J-Rúa-Aunque parezca extraño, me incentivan los recuerdos de  primeros años de vida que  tengo consciencia, y era de  niña…. Sin duda  es un halito de inocencia y pureza que me queda. Sin esto sería impensable permanecer activa. A cada zancadilla, la niña mágica que se adentraba en la naturaleza terrenal y humana sin miedo, me da la mano y me dice:¡ Sigue!

C.H- Qué ha representado Araña Editorial en tu vida?

J.Rúa-Araña editorial es un Ente muy superior al concepto que aun yo misma haya creado junto a mis compañeros de equipo. Desde el compromiso es ese Ente  al que no puedes mentir.  Créeme que es lo mejor que me ha sucedido para saber que la humanidad necesita de organismos  en los que poder  crear, y sobre todo AMAR A LA VIDA con todo lo que ello implica. Una plataforma individual, creadora e inspiradoras sin límites. Se pierde el miedo a expresar, a sentir, a vivir o a morir cada día. Es la belleza, el sentimiento espiritual-mental, con que se practica diariamente, la ética, la estética, los valores, el amor a los demás.

C.H -La araña ¿pica?

J-Rúa-La ARAÑA  pica. Si lo hace una  araña  y su tela con tan paradigmático y multidisciplinar comportamiento, Araña editorial tiene  el compromiso como editores de Picar. La picadura como compromiso es vital y necesaria. Hay que perder el miedo a los arácnidos. Tejer una red fuerte y profunda es sinónimo de picadura.

C.H- La pregunta con la que nos enlazamos: 
  ¿Qué es México para Julia?

J.Rúa- México para mi aún es un enigma.  Conocí México a través de un proyecto al que se unieron muchos artistas mexicanos. Este proyecto lo concebí para ayudar a reconstruir una Escuelita en Cañete (El Perú) realizando una exposición internacional en el palacio de Benacazon. (Toledo, España). Sólo sé que este proyecto me unió por siempre a tu país, a  ti, a mis amadas amigas, y amigos, a una sociedad que piensa y siente como yo creo que siento por la vida y la muerte. Vosotros los mexicanos me cuidáis, me respetáis como persona, más allá de mis defectos o virtudes, no me tenéis miedo, me alentáis a vivir, a sentir y a gozar, algo que en esta Europa obsoleta es impensable. Además amáis mi arte, mis palabras, mis poemas. Hay unparadigma en mi vida. Algunos me llamáis Ixchel, cuando quise saber quién era  indagué y me sentí ella. De inmediato recordé donde había nacido.  Mi mamá me trajo al mundo en una casita que hacía parte de una fábrica de hilados. Allí viví 10 años hasta que partí hacia otro destino. Aquellos años de mi niñez, me quedaba embobada viendocomo el hilo  con  que después se tejerían telas, se enrollaba en unos canutos que yo ayudaba a colocar a los obreros de la fábrica, en grandes canasta una vez conexionados hacia otros lugares.  El siguiente paradigma fue cuando mi hijo Enrique, ante mi idea  de crear una editorial, la bautizó inconscientemente como Araña.
Artísticamente he sido invitada a participar en varios eventos artístico en Ciudad Juárez. Esto ha sido un privilegio que no sé si me merezco. Mis acuarelas y palabras, en una ciudad llena de feminicidios,  donde la  mujeres  por encima de todo luchan por su libertad, la cultura y el arte... Exponer mis obras junto a mis amigos en el museo de Frida Kahlo, que Universidades de Culiacán, Sinaloa me reconozcan como artista y activista cultura,  esto mi querida Carolina, es un regalo de la vida, que  me ha dado  la oportunidad de ofrecer mi compromiso a las mujeres que luchan por escapar de una lacra que nos asola en todo el mundo… ¿Es México mi hogar? Así lo siento, mi hogar ancestral. Yo tengo un país donde nací, pero he sido una nómada constante, y nada me ha ofrecido algo que signifique hogar. México sí. Al menos en el Arte, la cultura, la amistad.
En estos momentos se está editando en Araña editorial, una nueva novela mía. En ella el hilo conductor es  México...También está en proceso de edición Primitivismo femenino que se ha retraso, porque no ha parado su crecimiento. Somos ya mujeres y hombre de  20 países los que conformamos un proyecto que nació sin pensar que mi pensamiento utópico, se convertiría en un trabajo de investigación de la situación en la que nos encontramos las mujeres de todo el mundo.  Jamás habría crecido tanto como persona y como activista cultura, artista o como se quiera definir a mi persona, sin  tu país, nuestro México amado.
Por lo tanto mi querida Carolina, México es un destino que habito más  allá de cualquier razón. Tú eres también mi destino, ya que eres una persona de la que he aprendido mucho. Tu rebeldía, compromiso, ser natural y humana, es y ha sido un hilo conductor hacia muchos factores de mi propio compromiso.  ¡Te agradezco enormemente esta entrevista!

C.H- Finalmente, cuéntanos que viene para ti respecto a proyectos culturales individuales y colectivos.

¿Qué viene para mí?  Los proyectos culturales son telas que tejer y con ellas   poder realizar sueños. La belleza para mi es  la unión de los pueblo y  mi necesidad de derribar fronteras, no sólo políticas, si no barreras de miedo y falta de libertad,en búsqueda de la paz del mundo. Los proyectos individuales, han sido mucho menores. No me gusta estar sola. Es muy triste exponerse ante los demás a solas, ya que siento que es muy vanidoso esperar que te halaguen o te critiquen, o te paguen por tu arte.  Necesito compartir siempre. He realizado muy pocas exposiciones individuales, solo mis libros y poemas editados se han escapado de lo colectivo, aun así he participado en muchos proyectos literarios colectivos. Los primeros  fueron Alba y Camino. Esos colectivos fueron el principio de mi vida como activista cultural. Así deseo continuar….
Julia De la Rúa

Febrero 2015. Desde su residencia en Mas del Rosari, muy cerca del Mar Mediterráneo. España

Carolina Chavez - México

sábado, 14 de febrero de 2015

BEATRICE F. STEFFANI . Mi amiga. Gran poeta y mujer. Autora de FUGAS..................



.......Cuando las mujeres nos pedimos perdón es ser AMOR REVOLUCIONARIO.
Cuando lo hacemos enmendamos un camino no deseado. Nos invitamos a la igualdad entre nosotras mismas, eso tan ajeno entre mujeres que SOMOS TAN COMPETITIVAS las unas con las otras. Por eso yo te agradezco tu cartita REVOLUCIONARIA porque así también gracias a ti, dejo de competir desde mi posición de mujer mayor.

Tú me enseñas determinación, humildad, belleza, y tus lágrimas de ayer, fueron un bálsamo de dulzura que nunca olvidaré.
Con tu permiso lo expongo en Primitivismo Femenino, todas las mujeres te van a agradecer tus palabras. Esta fotografía la tome en la Feria Del Libro de Madrid.  Me gusta ya que expresa tu determinación acompañada de esa bella sonrisa que tieneS, y esos ojos llenos de ternura
Besos. Julia  
Tu libro! lo presentaremos en Madrid!
http://www.casadellibro.com/ebook-fugas-ebook/9788494257360/2428101





Hola Julia,
Te vuelvo a escribir tras el "desafortunado accidente".
Ya te dije ayer que agradezco mucho tu perdón, yo dije que era un gesto de madre, tú que era un gesto de mujer, lo que viene a ser lo mismo, puesto que solo alguien que es una mujer de verdad puede ser una madre sin miedo, una buena madre que crie personas y no entes.
Yo no creo que sea ni la una ni la otra, pero he perdido el miedo ya que estoy en una balsa que navega en el agua estancada de las alcantarillas.
Ya que no sé si podré escribirte una carta solar y esperanzadora te dejo Una poesía que espero que te guste.

JULIA MUJER
Hay que ser especial para ser mujer
Para abrazar a otra y saber
Que no eres diferente
Que no existen circunstancias y que
Somos  la misma mezcla de sangre y barro.
Que tenemos los mismos sueños que
Como Urracas  pican el corazón
Y toman el vuelo para alcanzar el brillo del sol.
Para algunas, luego, llega el momento de caer  al suelo
Y las demás pían… yo no… yo no… yo no...
Pero  Julia ha sido urraca
Y cuando cayó
Se tuvo que contentar con recoger vidrios rotos
pero con más fuerza, volvió al cielo, lo alcanzó… y allí dejó los vidrios rotos, los sueños rotos, que ahora son estrellas y nos guían
Aunque la noche no tiene el mismo color para todas.

Me inspiré en tu post... tal vez no sea gran cosa este poema, pero tenías que saber que quiero hacer enmienda.

Muchas gracias y besos.
Beatrice


http://www.casadellibro.com/ebook-fugas-ebook/9788494257360/2428101
WWW.ARANYAEDITORIAL.COM


domingo, 8 de febrero de 2015

A MIS AMIGOS LOS POETAS..... POR EL VALLE DE LOS SUEÑOS





Por el Valle de los Sueños  de la Niñez...

La Verdad...  es que tengo 5 o 6 años. Tal vez 9.
¡No más!
Dudo... porque no me interesa que  pongan
Un número a mi existencia.
Vivo con mis abuelos. Digo VIVO,
Porque cerca de ellos siento a la Vida.
Su casa... su huerta... sus pertenencias...
Son: la LIBERTAD.
La cabra: ¡Fabiola!  La burra: ¡Marquesa!
El cerdo: ¡Perón! El perrito: ¡Troski!
El gran perro lobo: ¡Robles!...
Son los nombres que mi abuelo a puesto
A sus animales.
¡Adoro a sus animales! ¡Todos son mágicos!
Aquí en su huerta  soy LIBRE...  escarbo en la tierra, busco tesoros, trozos de platos llenos de color... piedras, cristales verdes, amarillos, trasparentes... ¡cualquier cosa!  Es un tesoro para  mí. Hago un hoyo en la tierra para esconderlo...
Lo tapo con un cristal... ¡y lo veo! ¡
¡También  hablo con Libélula, con mi amigo  imaginario,  que es trapecista en un circo...!
Como higos, cojo nueces del huerto del vecino
Y  flores  blancas... las flores las pongo en jarras
Y  huelen muy bien. Descanso debajo de los chopos cuando me siento cerca  de ellos... balancean  sus hojas plateadas...
Y su vaivén me acaricia.
Entre las cañas altas del maizal escondo mi tristeza.  Lloro mucho, y las lagrimas  las entierro entre la tierra dura y pedregosa.  Después... se convierten en maíz. Mis lágrimas son doradas.
La Noche en la huerta... es mágica. Desde mi cama se ve la luna. La brisa penetra por la pequeña ventana y deja al posarse en mí, un olor infinito... Los miles de sonidos de la Noche  acarician mis sentidos... La cama se convierte en árbol... y yo que  soy parte de él,  me convierto en una pequeña rama.
Toda la casa está llena de huerta. El porche lleno de sacos de cebada y simientes... la salita de pollitos... la cocina de tomates, que después...  serán conserva. Encima de las camas duermen  mis gatos... a veces las gatas dan a luz  entre las  sabanas... y sus gatitos duermen entre mis piernas... Los ratones pululan entre las sillas y los muebles... las moscas y los pájaros... son libres en la  casa... ¡Toda ella huele a huerta! Hasta la luz del sol...  huele cuando penetra a través de los cristales.
¡LIBERTAD! La Verdad... es que soy mayor. Sigo siendo libre ¡aunque me cuesta! Perdí mi niñez...
La añoro tanto... que la convierto en Sueños... Sueños... Sueños... Sueños...