sábado, 14 de febrero de 2015

BEATRICE F. STEFFANI . Mi amiga. Gran poeta y mujer. Autora de FUGAS..................



.......Cuando las mujeres nos pedimos perdón es ser AMOR REVOLUCIONARIO.
Cuando lo hacemos enmendamos un camino no deseado. Nos invitamos a la igualdad entre nosotras mismas, eso tan ajeno entre mujeres que SOMOS TAN COMPETITIVAS las unas con las otras. Por eso yo te agradezco tu cartita REVOLUCIONARIA porque así también gracias a ti, dejo de competir desde mi posición de mujer mayor.

Tú me enseñas determinación, humildad, belleza, y tus lágrimas de ayer, fueron un bálsamo de dulzura que nunca olvidaré.
Con tu permiso lo expongo en Primitivismo Femenino, todas las mujeres te van a agradecer tus palabras. Esta fotografía la tome en la Feria Del Libro de Madrid.  Me gusta ya que expresa tu determinación acompañada de esa bella sonrisa que tieneS, y esos ojos llenos de ternura
Besos. Julia  
Tu libro! lo presentaremos en Madrid!
http://www.casadellibro.com/ebook-fugas-ebook/9788494257360/2428101





Hola Julia,
Te vuelvo a escribir tras el "desafortunado accidente".
Ya te dije ayer que agradezco mucho tu perdón, yo dije que era un gesto de madre, tú que era un gesto de mujer, lo que viene a ser lo mismo, puesto que solo alguien que es una mujer de verdad puede ser una madre sin miedo, una buena madre que crie personas y no entes.
Yo no creo que sea ni la una ni la otra, pero he perdido el miedo ya que estoy en una balsa que navega en el agua estancada de las alcantarillas.
Ya que no sé si podré escribirte una carta solar y esperanzadora te dejo Una poesía que espero que te guste.

JULIA MUJER
Hay que ser especial para ser mujer
Para abrazar a otra y saber
Que no eres diferente
Que no existen circunstancias y que
Somos  la misma mezcla de sangre y barro.
Que tenemos los mismos sueños que
Como Urracas  pican el corazón
Y toman el vuelo para alcanzar el brillo del sol.
Para algunas, luego, llega el momento de caer  al suelo
Y las demás pían… yo no… yo no… yo no...
Pero  Julia ha sido urraca
Y cuando cayó
Se tuvo que contentar con recoger vidrios rotos
pero con más fuerza, volvió al cielo, lo alcanzó… y allí dejó los vidrios rotos, los sueños rotos, que ahora son estrellas y nos guían
Aunque la noche no tiene el mismo color para todas.

Me inspiré en tu post... tal vez no sea gran cosa este poema, pero tenías que saber que quiero hacer enmienda.

Muchas gracias y besos.
Beatrice


http://www.casadellibro.com/ebook-fugas-ebook/9788494257360/2428101
WWW.ARANYAEDITORIAL.COM


domingo, 8 de febrero de 2015

A MIS AMIGOS LOS POETAS..... POR EL VALLE DE LOS SUEÑOS





Por el Valle de los Sueños  de la Niñez...

La Verdad...  es que tengo 5 o 6 años. Tal vez 9.
¡No más!
Dudo... porque no me interesa que  pongan
Un número a mi existencia.
Vivo con mis abuelos. Digo VIVO,
Porque cerca de ellos siento a la Vida.
Su casa... su huerta... sus pertenencias...
Son: la LIBERTAD.
La cabra: ¡Fabiola!  La burra: ¡Marquesa!
El cerdo: ¡Perón! El perrito: ¡Troski!
El gran perro lobo: ¡Robles!...
Son los nombres que mi abuelo a puesto
A sus animales.
¡Adoro a sus animales! ¡Todos son mágicos!
Aquí en su huerta  soy LIBRE...  escarbo en la tierra, busco tesoros, trozos de platos llenos de color... piedras, cristales verdes, amarillos, trasparentes... ¡cualquier cosa!  Es un tesoro para  mí. Hago un hoyo en la tierra para esconderlo...
Lo tapo con un cristal... ¡y lo veo! ¡
¡También  hablo con Libélula, con mi amigo  imaginario,  que es trapecista en un circo...!
Como higos, cojo nueces del huerto del vecino
Y  flores  blancas... las flores las pongo en jarras
Y  huelen muy bien. Descanso debajo de los chopos cuando me siento cerca  de ellos... balancean  sus hojas plateadas...
Y su vaivén me acaricia.
Entre las cañas altas del maizal escondo mi tristeza.  Lloro mucho, y las lagrimas  las entierro entre la tierra dura y pedregosa.  Después... se convierten en maíz. Mis lágrimas son doradas.
La Noche en la huerta... es mágica. Desde mi cama se ve la luna. La brisa penetra por la pequeña ventana y deja al posarse en mí, un olor infinito... Los miles de sonidos de la Noche  acarician mis sentidos... La cama se convierte en árbol... y yo que  soy parte de él,  me convierto en una pequeña rama.
Toda la casa está llena de huerta. El porche lleno de sacos de cebada y simientes... la salita de pollitos... la cocina de tomates, que después...  serán conserva. Encima de las camas duermen  mis gatos... a veces las gatas dan a luz  entre las  sabanas... y sus gatitos duermen entre mis piernas... Los ratones pululan entre las sillas y los muebles... las moscas y los pájaros... son libres en la  casa... ¡Toda ella huele a huerta! Hasta la luz del sol...  huele cuando penetra a través de los cristales.
¡LIBERTAD! La Verdad... es que soy mayor. Sigo siendo libre ¡aunque me cuesta! Perdí mi niñez...
La añoro tanto... que la convierto en Sueños... Sueños... Sueños... Sueños...



A MIS AMIGOS LOS POETAS...........LOS FINALES Y LOS SUEÑOS



BARRIO y burbujas de tiempo

Camino  entre los arboles de la gran Avenida
Los pies se hunden entre los guijarros húmedos
Y a la vez entre la pena
Veinte años oliendo su perfume
Participando de su belleza...
Me voy de mi barrio. Me marcho de este lugar
al que mi ser pertenece
Y las lágrimas se escapan furtivas...
Ya no volveré a ver... a la majestuosa Naturaleza que adorna sus calles... Naturaleza que compite con los humos asfixiantes de monstruos
de cuatro ruedas...
Ni a los pobres durmiendo en su césped  borrachos de vino y desilusiones...
No pasearé por la explanada donde sólo ricos pasean a sus perros...
y la ensucian...  la llenan de excrementos...  perros que sustituyen a los niños, qué recuerdo con sus triciclos, sus cubos llenos de arena.
No sentiré más mis frustraciones...  ni a la maldita soledad que mata. Esa soledad que otros te hacen  sentir...  por su falta de entrega.
Olvidaré a mis ojos jóvenes dejando miradas en cada átomo...  en cada ínfima existencia de este Mi barrio. A mi esbelto cuerpo...  recibiendo caricias  de mi amante amado .Ya en la madurez
Dejaré el rincón donde él me estrujó... lo borraré de mi mente. No volveré a sentir angustia al ver la cama inmensa formada por la fina hierba que nos acogió.     ¡Se fue!
Los rostros conocidos seguirán pasando...
ya no verán al mío... ¡No importa!
Todo quedará donde está. Caminará el tiempo... seguirán  creciendo los arboles...
morirán los perros... los ricos compraran otros...
Y quizá los niños vuelvan...
Yo ya no veré nada...  ¡pero qué importa!
Todo seguirá aunque yo,  haya muerto...
Se quedará el balcón vacío... vacío de mí...
Vacío de mi cuerpo... no de mi alma de niña...
Allí se quedó ella maltratada por un hombre frívolo... machista... Balcón que acogió al  vientre preñado, lleno de vida inmensa. Vida que sintió las largas noches solitarias... esperando una caricia de él... Un sentimiento.
Voces... gritos... golpear en las puertas de un hogar de 20 años anodinos...  Sólo salvados por unos mágicos  hijos...
Dejaré el barrio...  los recuerdos... el duro trabajo... también los besos a escondidas
de amantes que si me amaron...
Resurgiré de mis cenizas cual Ave Fénix... Resplandecerán mis alas cortadas...  volverán a crecer lejos de ti... Barrio.  
                            Y... ¡TE OLVIDARÉ!