jueves, 11 de junio de 2020

EL TESORO DE LAS SEMILLAS SAGRADAS

13-21 September 2008
Jenolan Caves
NSW, Australia

THE TREASURE OF THE  SEEDS

" an exhibition of global portions"

insuppof the global crop diversity trust
The seeds of the Native Americans, “Indian Americans”, didn’t shine like gold, so they were ignored by (New World) “Conquerors”.
Today, the human beings all together have to hear with awareness Mother Earth’s shout, as she asks for (demands) her essence, her vitality in order to continue breastfeeding us.
The “Indian Americans” cultivated with great care the quinoa, the amaranth and lots of other seeds compared today with mother’s milk. The Incas called the quinoa “Mother of seeds”; the Quechuas called the amaranth “The seed of joy”.
These treasures of energetic value must be rescued/recovered from the forgetfulness and mediocrity of ancient centuries. Like original beings, as humans let’s come back to our Indian mind regression, in order to banish the ignorance and manipulation (of firearms!).

Distressing songs come to my ear
The Indian’s voice I could hear
The deep shout of my mother earth
Crying for her children, hungry from birth.
Moaning of mothers brought to despair
By fighting men’s violence polluting the air.
For sage arms !Excalibur – Away!
Our hungry-wise heart will resound
When magic flute’s contaminating sound
The sacred music will play!
Seed’s treasure has to be brought back to life
In sacred union with goddess-wife
Eternal, primitive, original being: time…

Dear humble nature full of wonders, we praise you in respect of life. Give from your plenty, in compression, presents for children, husband and wife. Let be together but one family. Fulfil our dreams and bless the world. Make constantly the best; continue through mighty powers of your 
world.
  

EL TESORO DE LAS SEMILLAS SAGRADAS


Las semillas de los indios americanos no brillaban como el oro…así los conquistadores de las tierras del Nuevo Mundo las dejaron olvidadas

Hoy los humanos unidos debemos escuchar el grito de La Madre Tierra ya que nos reclama su esencia, su vitalidad para seguir   amamantándonos.


Los Indios cultivaban con gran esmero la quinua, el amaranto y muchas más semillas que hoy estudiadas son comparadas a la leche materna. Los Incas llamaban a la Quinua GRANO MADRE al amaranto le llamaban los Quechuas SEMILLA DE LA ALEGRÍA.
Estos Tesoros de incalculable valor energético tendrán que ser rescatados del olvido y la mediocridad de siglos pasados. Como seres primigenios regresaremos a nuestras mentes INDIAS para desterrar de nuestras mentes manipuladas,  la ignorancia.


Escucho cantos desolados
Escucho la voz del indio que reclama
Escucho el grito de mi Madre Tierra
Escucho el llanto de tantos niños que mueren de hambre en el mundo
Escucho el llanto de mujeres desesperadas
De hombres que se baten con armas de fuego

Para cuándo las armas SABIAS
Cuándo latirá de nuevo nuestro corazón hambriento de sabiduría divina
Cuándo volverán a sonar la flauta del altiplano
La música de la tierra sagrada….

El tesoro de las semillas debe ser recuperado
Será ofrecido por nosotros en ceremonia de dioses
En la noche de los tiempos….
A sus ancestros…
A sus seres primigenios…


      
 En pleno siglo XXI  Ciencia y Arte se unen o se alían en un éxodo de esperanzas  donde recuperar y donar al futuro el alimento legado por la naturaleza a nosotros los humanos Desde tiempos ancestrales en los que EL HOMO SAPIENS  a través de su espíritu primitivo fue tomando conciencia de su Yo existencial y fue descubriendo semillas que creaban un sustento y que además no tenían que obtenerlas a la fuerza  si no cultivándolas en la tierra llena de minerales que las dotaron de vida al igual que el alimento que recibían de la madre… Unas semillas que fueron moldeando a un ser primitivo en ser inteligente hasta  ser capaz de ir creando arte rupestre en sus cuevas... en sus días de sobrevivencia hacia un  camino sin límites donde los más insospechados logros han ido haciendo que la humanidad a pesar de sus miserias sea capaz de CREAR   al igual que la propia naturaleza… Ciencia... Arte… Música… BELLEZA. Unir Ciencia y Arte...Cultura...Antropología, es hoy uno de los logros que quizás den los resultados que más necesitamos todos los habitantes que poblamos aquellos cimientos que nuestros antepasados nos legaron. No permitiendo que semillas como el Kamut… Alma de la Tierra de los Egipcios…la Quinua llamada por los Incas  GRANO MADRE el Amaranto que  los Quechuas denominaban SEMILLA DE LA ALEGRÍA e incalculables semillas se destruyan o se pierdan por la mala administración   política,  sería una de las peores aberraciones que cometeremos. No somos dueños de una tierra somos dueños de nuestra inteligencia que debemos derivar a los valores sabios de  nuestros  antepasados que fueron capaces desde su primitivismo  legarnos los inicios de la agricultura y el arte en general. Hoy sólo debemos pensar en unir nuestras fuerzas asidos de un hilo invisible pero tan resistente como los hilos de seda que cimienta nuestro pasado convirtiéndonos  en una red sólida, humanista y llena de Sabiduría.   
Julia De la Rúa