domingo, 8 de mayo de 2016

Ciudades apocalípticas... ...... A MIS AMIGOS LOS POETAS



Trato de escapar de mi NO ESENCIA-ESISTENCIA
Primavera que aleja las flores del mal
Las calles repletas de luces que conozco ya de hace tanto
Los hombres y mujeres retorciendo su cuerpo en drogas que han dejado huella
Voces que no me gusta, ver
Cambiaria todo por un poco de caricias
Alguien que tocase mi pelo que corté húmedo, ya cansada de dejar que crezca
Camino en EL vacio de la soledad
Pego con saliva en mi piel, la música que escucho
¿Y qué?
De nuevo soy nómada, me hastió el mar plano, siempre en calma
Busco los ocasos, los atardeceres en los que el sol se esconde
Y deja salir a LUNA

RETORNO


Calles…oscuras
Recorrer calles oscuras con alas de mariposa
Sueños a los que atarse
Noches a las que habitar o sufrir 
Deambular por bulevares donde los gritos nacen al hacer el amor
O al llorar de soledad…
Se escuchan los gritos
Como si fuesen ecos lejanos
Ángeles que ríen de la vanidosa lujuria de mujeres que habitan hombres oscuros
Hombres de mirada tierna que buscan sólo el cálido hueco que palpita húmedo
Para refugiarse de su hastío
Fiestas de borracheras hasta límites en los que el cuerpo se bambolea…
Borracheras ya sean de alcohol o de sustancias toxicas...o de mundos falsos…
O de verdades inexistentes
Otros juegan con fichas que semejan: caballos, torres, alfiles o reyes o reinas desolados a los que amar…caballos que cabalgar…torres que escalar.
Se escuchan los gritos
Como si fuesen ecos lejanos
Niños ateridos de frío que se calientan en cloacas de ciudades infectas
Protegiendo sus cuerpos con el vaho sobrante que otros utilizan...
O su alma
Con un poco de pegamento…
Guerras sin par... armas sofisticadas como si fuesen obras de arte
Bombas y minas anti personas para cercenar piernas
Cercenar razones de belleza.
Aún así un soldado masturba su cerebro y a la vez su cálido miembro
Pensando en una sonrisa femenina…
Se escuchan los gritos
Como si fuesen ecos lejanos
Alas de mariposa que tropiezan con esquinas de calles oscuras…
Y pierden su polvo mágico de colores y formas
Por aferrarse a miradas de fría desolación.
Calles vacías… oscuras… donde caminar asida de la soledad que si brilla
Mientras todo esto sucede
La luna sale-
www.juliadelarua.com

Fira del Llibre 2016 | Julia de la Rúa - "Yrha y Luna, caminos cruzados"

http://www.aranyaeditorial.com/tienda/yrha-y-luna

sábado, 7 de mayo de 2016

RESEÑA- YRHA Y LUNA CAMINOS CRUZADOS

Yrha y Luna Caminos  Cruzado http://www.aranyaeditorial.com/tienda/yrha-y-luna


Sin duda que toda obra literaria, cualquiera que sea su género, ya en el fondo, ya en la forma, incluso en muchos casos en las dos expresiones, el/la autor/a, deja su impronta personal, ya por su forma de ser y entender la narración, ya por sus experiencias vitales.
En el caso que nos ocupa, aún sin conocer en profundidad la personalidad de la autora, tanto en el fondo como en la forma, creo que la autora se está retratando a lo largo de todo el texto.
La novela en sí misma, al margen de aparentar ser una gran experiencia vital, con una gran carga de humanismo, con independencia de los escenarios que la autora nos presenta, lo que sí es todo el texto, es un gran poema prosado. Son pocos los personajes que se hacen presentes en la novela, tanto Yrha-Luna como Manuel, presentan una experiencia vital a la distancia, que sin duda, es lógico, más pronto o más tarde, por la naturaleza de la cosas y de las relaciones humanas, está encaminada a una meta final, punto término que en unos casos termina de forma civilizada, otras no tanto, ello por los exclusivos egocentrismos de las personas.
La vinculación díaria por vía electrónica, no quita dramatismo a esos vínculos afectivos a distancia, pues el día a día de las personas hace que aparezcan caminos cruzados, que en muchos casos, lo que hacen es poner piedras en aquellos caminos distanciados. En la obra que nos presenta Julia tanto Yrha-Luna como Manuel, dada la gran distancia material que existe entre ellos dos, en todos y cada uno de los días, por el devenir natural de la vida, llegan experiencias vitales, que propician la fecha final de aquel vínculo afectivo. La narración de los hechos que nos presenta Julia, está llena de imágen poéticas, lo que hace que la narración sea mucho más bella de lo que ya por la naturaleza de los hechos narrados, en sí misma es. Pues en sí, la narración lo que hace es presentarnos una sucesión de experiencias vitales por las que pasa Yrha-Luna, y, Manuel, se le presupone,
que hacen que la experiencia vital de Luna, alcance cotas de gran vitalidad, para la que, sin duda, hace falta tener una gran personalidad.
Felicitaciones a la autora por su bella y poética narración.

Joaquin Castillo b, Yrha y Luna, caminos cruzados, Julia de la Rúa