sábado, 29 de agosto de 2015

ÉXODO HACIA EUROPA.... A mis amigos los poetas





ÉXODO HACIA EUROPA
Insólita belleza.


Me pregunto qué escribirán los poetas dentro de un tiempo
¿Seguirán envueltos en su luctuoso ser humanos miedosos,  atados a la cruda realidad de esta maldita podredumbre que nos asola?
Me pregunto por qué los poetas no nos damos la mano para denunciar entre todos a las puertas de los hogares políticos, o  parlamentos, ayuntamientos, sedes de naciones unidas o todos esos nombres que a mí me parecen  obsoletos por corruptos y manipulados. Hoy me vienen a la mente o tal vez al alma,  palabras con  HOLOCAUSTO.  ÉXODO. EXILIO. MUERTE.GUERRA. ABOLICIÓN…  MUCHAS MÁS QUE ATENTAN DE FORMA TERRIBLE  A NUESTROS DERECHOS HUMANOS.
Tal vez, yo solo sea una mujer sensible de nacimiento, que me revuelvo viendo a tantos seres caminar ateridos, hambrientos desolados hacia unas fronteras europeas que se abrieron con la globalización sin darse cuenta, engañados... que ya han creado siete alambradas de terror y muerte.
Sé que mis palabras van a herir la insensibilidad de muchos y que con ellos voy a obtener silencio, melanacolia y un terrible desconcierto hacia esa insensibilidad humana que las obvia… pero ayer mirando el atardecer  en el maravilloso lugar en el que vivo, de repente se me antojo ver sangre, gritos, desolación armas terror…. en el cielo.
Quise disfrutar ese paseo, me había llevado la cámara para fotografiar la belleza y la verdad es que era tan insólita, , tan extrañamente triste, tan vacía y a la vez de una increíble plenitud… Al final de camino me acogió la noche y la LUNA.
Recordé  entonces este poema que escribí cuando otro EXODO, otras GUERRAS asolaron nuestra EUROPA, el ESTE…Entonces acogimos a muchos seres humanos que crearon sociedades nuevas en nuestros países, ¡tristemente obligados! Ya que los habían despojados de los suyos…

INSOLITA BELLEZA.

Qué difícil es encontrar la belleza en este final de siglo... y sin embargo  ¡es tan patente!
Qué bello es involucrase con un atardecer...
Y absorber el olor de la Nada...
Recrear la mirada en una piedra, 
Acariciada  por las olas...
Juguetear con la larga melena del ser que amas...
Pasear en las noches oscuras...
Donde no se ve nada, pero se siente...
Qué bello un suspiro...
Qué bello un poema...
La fina cintura de una bailarina...
El pequeño niño, chupándose los dedos...
Que bello  dejarse mecer por una melodía
Repleta de sonidos blancos...
Que bello el pensamiento que te invade
Inesperadamente
Y te muestra al hombre que amas...

Belleza ¡qué insólita eres! porque también es bella la mirada  de un niño que sufre...
¿Por qué se me antoja ver bello, lo que el ser humano destruye?
Las montañas nevadas...
Blanquísimas las hojas de sus arboles...
Que adornan el camino que acoge al desterrado... desterrado  de sus pueblos... de sus hogares...
Que bombardean.
Que bello contraste  su silencioso caminar
Y la muerte... su paciencia... su entrega...
Su dolor...
Su hundir los pies en la nieve helada...
        ¡El Ser habla!
Belleza...  que insólita eres...  Observar el mundo desde la perplejidad del Ser...  ¡Es belleza! 
Belleza escondida en el dolor...  ¡Pero belleza!

No quiero seguir... que cada cual que lea mis palabras continúe con las suyas,........

domingo, 9 de agosto de 2015

CIUDADES... EN BÚSQUEDA DE LOS SUEÑOS ROTOS




 


La ciudad helada.    En búsqueda de los sueños rotos.

Ciudades heladas… emparedadas de lujuriosa vanidad 
aniquilado su VERBO belleza.

Ciudades donde el humano  habita  ansioso de  dinero 
y aniquilando el alma  ya  que avisa y alerta 
de la mediocridad que se posee.

Ciudades heladas… congeladas, absorbidas por la pavorosa decrepitud humana que necesita artilugios en sus manos 
para amamantar la mente que es incapaz de caminar  
por sus calles observando,  meditando, sintiendo,  
saludando al hermano.

Ciudades heladas… donde los valores se matan a cada  suave aleteo  espiritual, de mostrar su GRACIA.

Ciudades heladas… en las que se obvia la existencia natural…
y se camina muerto.

Ciudades en las que se ha masacrado  sin pudor la vida sensible 
al arte, la cultura, la pasión, el sabor dulce del amor de verdad

Ciudades…ciudades…ciudades……………………………………..
¿Hasta cuándo?
Júlia De la Rúa