domingo, 19 de marzo de 2017

CHUCK BERRY. EL POETA DEL ROCK

Ha muerto  Chuk Berry. 

Me lo confirmó  esta madrugada un amigo músico. 
Madrugada e Internet.  Él de vuelta a su casa,  yo en la mía…

Y hablamos de soledades…
¿Cómo vives tu soledad?
- Mi soledad es   genial, le contesté
-La mía también  
-Eso es lo bueno. Siempre tenemos música

-¿Qué poeta de rock  se fue?

Lo había visto minutos  antes en su muro  del facebook, sin especificar su nombre.

-Chuck Berry, hace unas horas

-Bueno, ya hizo su camino...Lo gozó

-De eso no tengo dudas…
Me voy a dormir...Un beso
Y un abrazo, me escribió…

-Vale... sueña. Un abrazo clandestino

¡Un beso! hasta el lunes.
Algunos emoticones con corazoncitos y sonrisas que no se vieron. Me quedé pensando en por qué le enviaba un abrazo clandestino….

Hoy domingo de fallas, me marché  a la Malvarrosa, la mar, la placidez en la que viví durante un tiempo. Me senté en una mesa dispuesta a tomar un café y sobre ella, había  un periodo.  “El mundo”
Me  atrapó  un reportaje a doble página  en la que se ve en  una gran fotografía,  a un hombre  oyendo música en  una ALEPO, destruida.  Mohamed Anis tiene 70 años, sentado en su cama escucha y fuma cerca de un tocadiscos  y de  los cascotes y escombros de su habitación destruida.  Se le ve placido, ausente, de  todo lo que le rodea. Nos habla de su vida.

Al comienzo del reportaje un enunciado que dice:

“Si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco”  TCHAIKOVSKY

Lo pienso a menudo. La música nos eleva a un estado tan místico que nos hace resistentes, revolucionarios  mientras nos poseen  las notas, cosquilleando nuestros cuerpos, fustigando  nuestros cerebros maltrechos.  

Hace tiempo que saltaron versos de mi recóndita alma maltrecha,  que decían

AMOR  espíritu                        

Esa sensación sublime que rige mi vida
Sentir incontrolable de mi alma
Perfume venido del infinito
De la Nada
Vaivén del Ser alrededor de mi cuerpo
Ola en la que me subo y me dejo llevar
Notas de música, sonido celestial
Soy una nota más de la melodía del tiempo
Camino el viento, la brisa, los caminos
Las vidas, los seres, la Naturaleza...

Sin duda  ser una "nota más de la melodía del tiempo", amar la música,  me salvó  de una locura social, una enfermiza e impuesta depresión. Eran tiempos de guerras personales, de soledades monstruosas, acompañada, de guerras en países que visité en un  momento de guerras y  destrucción, bombas, matanzas,  que aun siguen  y avanzan   dejando a millones de seres humanos desprotegidos  de la muerte más estúpida y cruel  que se ha inventado a través de los siglos y siglos, las  guerras bélicas.

-Chuck Berry, ha muerto

Hoy he buscado sus principios. Me he enterado que apenas sabía  leer y escribir y sin embargo nos hizo ser sus hijos,  su música, su rock,  su poesía musical,  su jugar con el blues, la música que  ofreció  a través de él, a otros músicos…su libertad, sus secretos….Leo y leeré para saber más….

Hoy gracias  a mi amigo el músico,   que invadió mi soledad en la madrugada, he gozado   de Chuck, también de la noticia de Mohamed Anís… De su vida, de su resistencia a habitar ALEPO.  De la Mar Mediterránea, de mi misma.

Ahora se el por qué  le ofrecí... un abrazo clandestino a mi amigo,  músico.  

Sin duda escuché su melodía, allá en la madrugada. Su música es  RESISTENCIA, REVOLUCIÓN… La mía también,¡ La de todos los poetas!