viernes, 9 de octubre de 2015

LUCHANDO POR UN PAÍS LLAMADO UTOPÍA.


                                          LUCHANDO POR UN PAÍS LLAMADO UTOPÍA.


                                                                                       

                                                        Terrorismo y otras fascinaciones



           ...Absurdo siglo XXILlegaste imponiendo ilusiones, ocultando el terror, camuflando la verdad en una noche de verbena y derroche. Has seguido caminando a lo largo y ancho de nuestro universo impune y descarado, mostrando sin vergüenza tu absurdo principio, tu terrorífico camino. Las guerras siguen invadiendo nuestro universo, nuestro habita,  nuestra idiosincrasia, nuestros valores naturales y únicos del Dios creador, así campeas soberbio y altivo, triunfante, victorioso... diciendo que buscas justicia amparado en las bombas, en las guerras justas ¿Y qué es una guerra?  QUÉ ES TERRORISMO? Todos pensamos en la muerte, en trincheras,  en campos y pueblos abatidos, en el hambre y la desolación que queda después de la invasión de los pueblos; en terroristas que matan y destruyen la vida incapaces de dialogar y luchar por sus ideales con métodos más humanos cómo la palabra,  quizás impotentes,   ante los gobiernos que se lo impiden   y de ahí sus actos... pero quién piensa en el daño que producen los países corruptos y totalitarios, en los gobiernos que se dicen honestos y que arrasan sin escrúpulos culturas milenarias cegados  por la cruel venganza. Quién en la frialdad totalitaria del emperador dinero, en las hegemonías que promulgan en beneficio propio y no de los humanos, sus intereses económicos, haciéndonos creer que nos regalan  una mejor calidad de vida, avasallarnos con productos inútiles, utilizándonos como meras  maquinas de dilapidar  materia  muerta y fría que sólo sirve para acallarnos y acomodarnos, matando la esencia primigenia  e innata en los seres  humanos  como  es el Espíritu, el Alma 
Qué terrible y absurdo siglo XXI. Sólo acabas de comenzar y nos has esclavizado y sometido a los imperialistas que manejan nuestro espíritu y que lo encarcelan haciendo que la palabra Libertad suene utópica,  y que ahora sea más necesario preguntarnos ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos? ¿Quién nos  gobierna? ¿Existe Dios?  Siempre las mismas preguntas y el mismo dolor en muchos al no encontrar las respuestas, y,  mientras habitamos la muerte, pero no la muerte liberadora de nuestra materia corporal  si no la muerte del alma, la muerte de los valores, la cultura, el arte, la pasión, la libertad, el amor... y si no es así por qué estamos sumidos en la indiferencia, en una vida ficticia, irreal. Por qué necesitamos pueblos y humanos a los que llamar terroristas,  a los que cargar la propia culpa, la culpa del sometimiento y del abandono, del acomodo a lo que llaman sociedad del bienestar. Dónde se quedó  nuestra revolución, nuestro vómito a la moral establecida hipócrita y banal; dónde se encuentran los  sabios y profetas  que nos enseñen a amar, que nos den libertad y permitan la tolerancia y el respeto a las culturas; que sean capaces de resolver los conflictos en beneficio del Pueblo que al fin somos todos los que habitamos el planeta Tierra. Dónde se esconde la sonrisa y la belleza; por qué los bosques y prados están solos, los jardines sin amantes, los parques sin niños, los pueblos abandonados...  dónde la fauna libertaria que cruzaba los países en total libertad sin pedirles sus tarjetas de identidad... dónde la Justicia y la equidad, la lealtad...
Dónde La Paz... La Paz... La Paz   

 Siglo XXI, te has dejado seducir por el poder y la ambición que arrastra  la humanidad desde el principio de la creación... Has olvidado siglos de penurias, hambre, odio, injusticias, muchas formas de Terrorismo y humillación.  Tu  como ningún otro Siglo eres el Traidor  por que sabes del dolor  que dejaron los  tiranos en cada poro de nuestro habita, en los corazones de tantos...  Has olvidado los errores cometidos en nuestra evolución, evolución que no  has sabido emplear en conciencia para derrotar de una vez por todas  la ambición y el poder, el abandono de la Virtud...
          Y:
               Yo te denuncio porque tú también  en nombre de los tuyos
                                                                                                            Siembras el Terror...
              

                                                                                                               Julia De la Rúa

No hay comentarios:

Publicar un comentario