sábado, 7 de enero de 2017

"LA SECTA SECRETA DE HORUS.- VICENTE CRESPO- ARAÑA EDITORIAL



LA SECTA SECRETA DE HORUS...


Cuando se ESCRIBE la HISTORIA, se enaltece el alma.

Nada como caminar por la vida asida al pasado de nuestros ancestros y de escritores como Vicente que nos escribe y nos muestra el alma de nuestro pasado y presente.
Cuando además de amar la historia, te llega un día alguien inesperado -con una novela que habla de EGIPTO- de la mano de un gran amigo el cantautor José Vicente Grau, que además ha musicado  mis poemas, ya es un privilegio de la vida... Si además a lo largo de mi vida, me han dicho repetidamente, que soy como las mujeres del país de los faraones, ya es un gran misterio, algo esotérico y a la vez conmovedor…  Si ya está en mí, editar la historia... no sé qué adjetivo darle, solo puedo decir que es una de las experiencias más especiales que he vivido.

Quiero agradecer a Vicente Crespo,  la oportunidad de poder expresarme con absoluta libertad a cada paso que hemos dado en la edición. También su aliento, su tenacidad al tratar de convencerme, sobre qué mi loca creatividad, es hermosa, además de la gran confianza que ha puesto en ella.

LA SECTA SECRETA DE HORUS  saldrá a la luz próximamente. Lo hará  en la nueva sede de Araña editorial... Otro privilegio de la vida, poder apostar por hacer posible  de una  LIBRERÍA, un lugar de encuentro para mis amigos y amigas los poetas, los artistas, los que aman la vida a través del arte y la CULTURA. 

Me queda por delante leer la historia ya convertida en libro. Premeditadamente he obviado hacerlo antes, con interés, solo he dejado que nazca a través de una gestación extraña,  tal vez influenciada  por la magia, el esoterismo y la belleza de una gran historia de amor creada por el autor… En estos momentos lo puedo decir abiertamente como he podido sentir  el vaivén creativo de la vida, en pos de  hacer llegar  la belleza de la historia  a los lectores de  mi amada tierra valenciana... a través de su Mediterráneo, mar mítico de culturas y saberes, desde el que os envío mis palabras.

¡Pronto comenzará la aventura de ser lectores!

ARAÑA EDITORIAL



miércoles, 4 de enero de 2017

A MIS AMIGOS LOS POETAS - . BURBUJAS DE TIEMPO

BARRIO y burbujas de tiempo

Camino  entre los arboles de la gran Avenida
Los pies se hunden entre los guijarros húmedos
Y a la vez entre la pena
Veinte años oliendo su perfume
Participando de su belleza...
Me voy de mi barrio. Me marcho de este lugar
al que mi ser pertenece
Y las lágrimas se escapan furtivas...
Ya no volveré a ver... a la majestuosa Naturaleza que adorna sus calles... Naturaleza que compite con los humos asfixiantes de monstruos
de cuatro ruedas...
Ni a los pobres durmiendo en su césped  borrachos de vino y desilusiones...
No pasearé por la explanada donde sólo ricos pasean a sus perros...
y la ensucian...  la llenan de excrementos...  perros que sustituyen a los niños, qué recuerdo con sus triciclos, sus cubos llenos de arena.
No sentiré más mis frustraciones...  ni a la maldita soledad que mata. Esa soledad que otros te hacen  sentir...  por su falta de entrega.
Olvidaré a mis ojos jóvenes dejando miradas en cada átomo...  en cada ínfima existencia de este Mi barrio. A mi esbelto cuerpo...  recibiendo caricias  de mi amante amado .Ya en la madurez
Dejaré el rincón donde él me estrujó... lo borraré de mi mente. No volveré a sentir angustia al ver la cama inmensa formada por la fina hierba que nos acogió.     ¡Se fue!
Los rostros conocidos seguirán pasando...
ya no verán al mío... ¡No importa!
Todo quedará donde está. Caminará el tiempo... seguirán  creciendo los arboles...
morirán los perros... los ricos compraran otros...
Y quizá los niños vuelvan...
Yo ya no veré nada...  ¡pero qué importa!
Todo seguirá aunque yo,  haya muerto...
Se quedará el balcón vacío... vacío de mí...
Vacío de mi cuerpo... no de mi alma de niña...
Allí se quedó ella maltratada por un hombre frívolo... machista... Balcón que acogió al  vientre preñado, lleno de vida inmensa. Vida que sintió las largas noches solitarias... esperando una caricia de él... Un sentimiento.
Voces... gritos... golpear en las puertas de un hogar de 20 años anodinos...  Sólo salvados por unos mágicos  hijos...
Dejaré el barrio...  los recuerdos... el duro trabajo... también los besos a escondidas
de amantes que si me amaron...
Resurgiré de mis cenizas cual Ave Fénix... Resplandecerán mis alas cortadas...  volverán a crecer lejos de ti... Barrio.  
                            Y... ¡TE OLVIDARÉ!