martes, 19 de noviembre de 2013

Lila Downs - Dios Nunca Muere. A COCO. A todas las mujeres, mis hermanas.


¿Para cuándo un lengüetazo de amor cálido
en mi rostro
y no únicamente imaginado
o un acomodarse en mis pies desnudos
para dormir placenteramente protegido?

¿Para cuándo dejará que le limpie con la jabonosa espuma del amor sin precio?

¿Para cuándo dejará que mis manos acaricien ese vello que puebla todo su recóndito cuerpo?

¿Para cuándo abrirá el cofre laberíntico de su cerebro abotargado de deseos lujuriosos y será ese cachorro que renazca y se convierta en lobo?

      


El perfil de los perros
www.juliadelarua.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario