domingo, 28 de febrero de 2016

Julia de la Rúa, Pui-mic. Editorial Araña, Valencia, 2005. AMO. Amo porque amo, amo para amar.


Julia de la Rúa, Pui-mic. Editorial Araña, Valencia, 2005.

AMO.
Amo porque amo, amo para amar. Con esa maravillosa contradicción que es la vida, este profundo pensamiento sobre el amor proviene de la pluma de quien destruyó una de las más hermosas historias de amor de nuestra cultura, la de Abelardo y Eloisa. Ningún otro que San Bernardo de Clairvaux, en su famoso sermón del siglo doce, Cantica Canticorum. Y no es en vano que para hablar del libro de Julia entreno mi mente sobre esta cita, que podría ser el motor  de la innominada protagonista del libro, porque la contradicción de la vida humana, que es la médula de toda gran literatura, está aquí tratada con maestría.
         La historia del desesperado amor entre una mujer  sin época  y su  exótico amante está aquí narrada en un epistolario lirico que borda a menudo en lo poético. La diferencia de edad es irrelevante, es la diferencia de culturas que ilumina el texto con una visión sorprendente de la naturaleza de un asesino. Porque esto es lo que es el amante. Que lo sea porque en su país natal su familia es usada como rehenes que pueden ser ejecutados si el hombre no obedece las órdenes de matar no importa. Pero el no es otra cosa que un asesino. Y es aquí donde Julia crea un personaje totalmente monstruoso y totalmente humano, capaz de asesinar sin escrúpulos pero capaz de amar con la ternura que eleva el amor a la cumbre de la naturaleza humana. Ternura que se expresa con el lenguaje hermético de los enamorados: ella es llamada pui-mic,  en la lengua natal del hombre. Y el castellano vacilante del amante se adorna con tiernas expresiones sobre la amada que muestran que su amor no es sólo posesión sino también protección de la amada.
         El género epistolario que Julia usa resuena un poco a la literatura de fin de siècle pero adquiere en sus manos un gran poder literario, como es de esperar en una historia de amor que entra en la mente de un asesino. Un tema que está al centro nuestra sociedad multinacional y que por sí mismo vale el libro.
Simón  Altmann
Universidad de Oxford.      
http://www.simonaltmann.com/Simon_Altmann/Welcome.html

1 comentario:

  1. Mi gran Simón y sus palabras que debo agradecer. Un abrazo inmenso por tu aportación a una historia que me cautivo escribir, ya que cambió mi vida, hacia un destino más real,serio y profundo.

    ResponderEliminar