domingo, 11 de enero de 2015

Mis amigos en el mundo. RICARDO FELIX RODRIGUEZ


Reseña de las aventuras surreales del Dr Mingus de:
Ricardo Félix Rodriguez
https://www.facebook.com/ricardo.felixrodriguez?fref=ts




Mario Alberto Velázquez García
Me resulta imposible leer este libro sin pensar en el origen del escritor: la ciudad de Caborca. Esta población está ubicada en el noroeste de Sonora, muy cerca de la frontera mexicana con Estados Unidos. Esta ciudad resistió un intento de invasión norteamericana y ahora,- se rumora-, es la capital de los narcotraficantes que controlan este estado de la república mexicana. La violencia continua y presente en Caborca ha sido olvidada por la prensa nacional. Con este mundo, este otro México que parece tomar cada vez mayor parte del territorio, es con lo que conviven los caborqueños y sin duda influye en su cosmovisión. En este lugar, que tal vez se podría pensar como improbable para generar escritores, es donde Ricardo Félix Rodríguez crece, construye sus obsesiones y su narrativa. Su último trabajo es The Surreal Adventures of Dr. Mingus. Al igual que Caborca este libro no es sencillo y en ello está su grandeza. Las calles de esta ciudad y las páginas de cada uno de los cuentos que lo componen contienen distintas dimensiones que conviven y se muestran a la superficie de una manera inesperada, casi violenta. Es un libro conectado por la práctica de un psicoanalista: Dr. Mingus. Esto le permite al autor explorar algunos de los grandes problemas de nuestras sociedades como la pérdida de sentido de nuestras relaciones personales, el poder, la riqueza y nuestra creciente soledad. El narco en México constituye un reto, no sólo para el sistema político mexicano sino particularmente para su escala de valores. En el libro de Félix Rodríguez vemos esto reflejado en sus historias, especialmente una que nos relata los problemas por los que pasa un narcotraficante que ha decidido dejar su vida de criminal para abrazar la religión. La historia nos lleva a interrogarnos sobre la vida de un ser que parece haber nacido con el único propósito de matar: ¿Qué queda de un alma cuando ha perdido su principal razón de ser: dar muerte a otros? La pregunta sobre el alma humana es explorada desde otro ángulo en el relato titulado Divina Tragedia, donde el personaje central,- Dr. Mingus-, lleva a cabo su propio viaje al cielo y al infierno de Dante. Como cualquier habitante de la posmodernidad este viaje no se trata fundamentalmente de una revelación moral, sino de una experiencia turística que exige encuentros memorables que nos permitan tomar una foto que mostrar a nuestro regreso. Este es un relato donde personajes como Marx, Woody Allen o Nerón conversa tanto de sus películas favoritas con el Dr. Mingus como sobre el significado de sus propias vidas o de la misma existencia de estos lugares de premio o castigo eterno. Los viajes modernos y sus historias están fuera de la línea sencilla del bien y el mal sino buscan colocar la existencia dentro de formas de comportamiento que al contraponerse se complementan. Pero no todo es narcotráfico en este libro, como tampoco lo es en la vida de la gente que habita Caborca. Como pasa al parecer con todos los humanos, el autor necesita reajustar el pasado a un relato que se integre a su propia visión del mundo. Esto queda reflejado en una historia sobre Emiliano Zapata, el mítico guerrillero mexicano que lucho durante la Revolución Mexicana hace un siglo. En la visión de Félix Rodríguez la casi monolítica personalidad del héroe se convierte en carne y hueso; lo vemos caer, pelear, enamorarse y huir. El cuento resulta extraordinario no porque busque destruir un mito sino regresarnos a una humano que a pesar de esta condición, fue capaz de cosas extraordinarias. The Surreal Adventures of Dr. Mingus puede que tenga el origen en un lugar con un destino obscurecido por el narcotráfico, sin embargo la fuerza de las ideas, de las preguntas generales sobre la humanidad que plantea lo convierte en un libro de su época y de la vida de todos. Ya era tiempo de que Caborca diera algo más que leyendas negras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario