domingo, 29 de diciembre de 2013

El perfil de los perros. A mis amigos los poetas


 



Un instante que me ofrece el recuerdo y mi espalda se hace añicos y los dientes se convierten en agua de tanto apretarse unos a otros y de tanto acumular el flujo que llaman saliva.

Pero yo llamo impotencia a este estado al que tus palabras me han llevado y cierro mis ojos para encontrarte en algún lugar del cosmos.

 

No te quiero etéreo

te quiero de carne

de hueso

de piel

de impúdicos sabores

de perfumes sudorosos

o con olor a alcohol

 

Tus palabras son una encerrona...

Son un anzuelo enhebrado en hilo invisible

que has lanzado a mi mar

 
Debería odiarte por llegar cuando sé que no puedo

tenerte; cuando ya había olvidado los placeres

lujuriosos de la carne o los atrevidos abrazos

inocentes

 

Debería enterrar tus palabras escritas en el fondo de

un barranco, de ésos que habita un gran río lleno de

rápidos y simas de donde esas palabras no pudiesen

escapar


Pero no lo hago, ya que son ese nexo que me

ata al mundo

a la existencia, aunque sea anodina

 

Me sirven para reinventarme cada día

para que ellas me lleven a la belleza de los

atardeceres que me invento a tu lado

a los eclipses de luna

a las tormentas de rayos violáceos

a los perfumes místicos

ya que no tengo los tuyos de hombre

 

Tus palabras me valen ahora

¡pero quién sabe si algún día también inventarán una

forma de suicidio por no tenerte!

DE: El perfil de los perros
http://www.casadellibro.com/busqueda-generica?busqueda=julia+de+la+rua&nivel=5&auto=0&maxresultados=1&=Busca

www.juliadelarua.com

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario