sábado, 20 de abril de 2013

DRAGOSTE Y LOS FINALES Y LOS SUEÑOS- EL RENACIMIENTO DE LA LITERATURA Y EL ARTE





DRAGOSTE es básicamente un libro sensual, primaveral. Es el estallido del deseo y la consumación de su gozo. Es el sexo, la espiritualidad y la búsqueda del amor. Es el desquite, el resarcirse después de una larga sequía. Esa temática inunda casi todo el discurso, aunque aparecen ya aquí algunos poemas que empiezan a visualizar contenidos más allá de lo interior y personal: los problemas de la sociedad podrida y del mundo agonizante.
LOS FINALES Y LOS SUEÑOS habla básicamente de eso, de la resaca del siglo XX: el más próspero en el desarrollo de la ciencia y a la vez el más inteligente en el desarrollo de la imbecilidad humana. Recuerdo ahora el título de una canción de Santiago Feliú (un trovador cubano) que habla de lo mismo: "Náuseas de fin de siglo". Este libro también está salpicado por otros poemas más intimistas; de modo tal que, efectivamente, DRAGOSTE y LOS FINALES Y LOS SUEÑOS son como dos caras de la misma moneda.
Recordando 2 de sus otros libros: En EL PERFIL DE LOS PERROS Julia cultiva la prosa poética, y en PUIC MIC la prosa-prosa. Es decir, Julia fluctúa entre el verso y la prosa, pasando por todas sus gradaciones; y hay algo común en todos sus textos: se trata de escritura automática, que sale directamente de su cerebro y se "grafica" a través de sus manos como pulsiones de un electrocardiograma. No son textos elaborados en el papel sino en el cerebro; ese es el rasgo fundamental de toda su literatura, y también de sus acuarelas y -últimamente- pasteles.
Para terminar, hablaré de la Julia empresaria y promotora cultural: Con Araña Editorial continúa apostando -como siempre ha hecho- por autores desconocidos, ya sean jóvenes o mayores; y paralelamente lleva un proyecto de exposiones llamado PRIMITIVISMO FEMENINO, cuya tesis
ahonda en los peligros del feminismo ortodoxo, que lejos de liberar a la mujer la degenera, convirtiéndola en un títere más de la gran maquinaria ominosa.

MARZEL.







No hay comentarios:

Publicar un comentario