sábado, 10 de marzo de 2012

*Buenos tiempos*


EL PERFIL DE LOS PERROS
http://www.aranyaeditorial.com/


En esta sociedad de hoy en la que los valores son un estímulo para pocos, y para muchos un asco o un desvalor social —ya que, de utilizarlos, destaparían la podredumbre del humano—, todo lo material tiene éxito; y para el éxito material sin medida se necesita frialdad, totalitarismo, poder, denigración, incultura, lugares de ocio donde adormecer... expandir lo fútil y ficticio



Hay que volver a caminar a cuatro patas para sentir la sangre correr por el cuerpo y el alma... hay que sentir la fuerza animal del ser VIVO... revolcarse de naturaleza, sentimientos, lágrimas, risas, sexualidad. Hay que dejar expresar al espíritu, que hable, que sienta y desarrolle su inteligencia vital y primorosa ante la belleza, la hegemonía del hedonismo... cultura que coloca la experimentación personal como valor supremo... volver a ser primitivos..



Nómadas lujuriosos en el desierto insondable de la vida. Rastrear cada rincón del mundo buscando lo que deberíamos encontrar en nuestro hábitat cotidiano, es como jugar a la ruleta rusa, pero no con balas, sino con finas mentiras agazapadas en la recámara de los mediocres que gobiernan.


Así iniciamos la insólita danza de la supervivencia. ¡Nada equiparable! Algunos la inician sentados en sus sofás de cuero, en sus estancias grandiosas y en sus obscenas cajas encerradas en acorazadas viviendas, todas repletas de objetos que sirven únicamente para alentar su vanidad; ellos no se mueven... tan sólo lo harían ante la muerte


Mientras... los nómadas primitivos seguimos horadando los caminos de la supervivencia.


Balsas o pateras sirven para cruzar océanos o enterrarse en ellos. Desiertos áridos donde habitan los coyotes, los cactus o las aguas infectas de pozos salados y negros. Otros atraviesan el camino donde el hábitat de ciudades-espejismos les atrapa y soportan la vanidad de traficantes que expanden la belleza artificial a la vez que destruyen el alma. Algunos se someten a nuevas reglas, nuevos dogmas o nuevas mentiras aún peores que las de sus pueblos.


Hoy el nomadeo ya entierra la belleza en la que se buscaba el agua, la sal, las sedas, o donde se expandían las propias culturas y el intercambio de bienes sin dinero.


Para qué hablar del VACÍO mundo que habitamos. A QUIÉN O QUIÉNES PODEMOS DENUNCIAR, CULPAR...


Volvamos a nuestro propio camino, desnudemos nuestras almas, salgamos a la vida, al Cielo... traigamos a Dios a nuestros pies, hagamos de Él nuestro canto terrenal NO inalcanzable... Saltemos en la cuerda floja de nuestro espíritu, sellemos nuestra queja a otros, y seamos la nuestra. Bebamos del pozo de donde emana la SED que nos da vida, acerquémonos al cuerpo místico de la creatividad que nos posee indómita... arrebujémonos a los pies de nuestros ancestros, nuestros fieles y sabios que dejaron en el viento la palabra de la sabiduría.


No hay comentarios:

Publicar un comentario