lunes, 17 de octubre de 2011

EL BOSQUE DE LA DUDA

Del poemario El bosque de la duda


...Porque sólo puede existir duda donde existe
una pregunta, una pregunta sólo donde existe una respuesta, y ésta, sólo donde algo puede ser dicho.
Ludwig Wittgenstein

¿Quién eres Duda? Qué forma de alma tienes qué VIVES en mí y qué tan enconada lucha mantienes
Perpetúa como las nieves de la gran cima
Arrasadora como el sol de estío en el gran desierto
Heladora y gélida como el gran iceberg viviente en el polo
Cálida y sosegada como un atardecer después de una levísima lluvia
Sutil como el velo de seda, o las alas de las mariposas
Árida y reseca, aterradora, como las tierras deshidratadas por las sequías oscura y tentadora como la noche...
Sublime y evocadora, como un dios desnudo.
Quién eres, dime... si aún sabiendo en mí la certeza de ser, Tú, siempre viva aleteas ante mí horadando mi Vida
Recreándote... bamboleando alrededor, cual cometa.
Quién... y por qué Duda, anidas día a día, en mis noches de soledades y en mis atardeceres
de nostalgias y deseos, haciendo siempre necesaria una reflexión,
Una mirada al más allá de las acciones
Una constante búsqueda
Un infinito hilar el sentimiento
Una incontrolada variedad de preguntas
Un bucear sin oxigeno por el proceloso mar del amor.
Dime Duda ¿Eres un fin?
¿O La búsqueda necesaria para verificar y probar todos tus conocimientos?
Dime...
¿Quien soy ahora que nada doy por hecho después de haber creído habitar
En la Verdad absoluta, en el misterio del Ser, en los brazos del espíritu? Dime...
Acaso haya otras verdades, otro ser, otros misterios, otros espíritus... otro amor
¿Donde?
http://www.juliadelarua.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario