viernes, 4 de junio de 2010

EN BUSQUEDA DE LA BELLEZA







LOS ELEGIDOS


¿Quiénes son los elegidos? ¿Quiénes tienen el privilegio de serlo? ¿Acaso lo somos todos? ¿Son quizá aquellos que se cultivan en pos de la Belleza y el derecho a la felicidad y desean lo mismo al resto del planeta Tierra?

¿Aún en nuestros tiempos de matanzas y destrucción podemos hablar de elegidos? ¿Queda tiempo en nuestra sociedad mediatizada para serlo?

Preguntas y más preguntas que se introducen en nuestra hoy materialista y desvalorizada sociedad y que exigen hablar de: Libertad, sentimientos, belleza, espiritualidad, naturaleza, poesía, e incluso reivindicando de nuevo a Utopía... Como si fuera así de simple, así de sencillo... Como si realmente se dirigiera a todos nosotros siendo los elegidos, los buscadores, los que idolatran la Vida, los que se refugian en ella sabiendo acceder a lo natural sin freno, sin razón… Como si no supiera de la ceguera, de la sordera, de la gran hipocresía a la que nos aferramos quizá por miedo a saber de nosotros mismos, de nuestra más primaria forma de ser y sentir… Como si no fuera consciente que habitamos el siglo XXI, la era de la modernidad y el culto a la técnica, la era más alejada del Humanismo, donde prevalece el que más tesoros y posesiones tiene, donde la ambición de atesorar esos tesoros y posesiones raya la más absurda forma de vida jamás pensada.

De hecho, hablar de felicidad, belleza, sentimiento, amor, naturaleza, espiritualidad, libertad, poesía en nuestros días, parecen términos para ser hablados en sectas o círculos religiosos, círculos de intelectuales o escasos humanos que son tachados de locos o raros... sin darnos cuenta que:

” El propósito de nuestra existencia es buscar la felicidad”

Parece de sentido común esta afirmación. Muchos pensadores occidentales han estado de acuerdo con ella; desde Aristóteles hasta Willian James. ¿Pero acaso una vida basada en la búsqueda de la felicidad no es un tanto egoísta en nuestros tiempos? Yo diría que no, ya que actualmente la gran mayoría de las sociedades muestran a personas desdichadas, de un gran egocentrismo creado posiblemente por sus muchas frustraciones, melancólicas, e incluso propensas a la enemistad.

Las personas felices, por el contrario, son generalmente más sociables, flexibles y creativas, más capaces de tolerar las frustraciones cotidianas y, lo que es más importante, son más cariñosas y compasivas que las personas desdichadas.

Reflexionando sobre los por qué, y quienes son o fueron los elegidos, he releído a uno de mis poetas favoritos Petrarca, en cuyos escritos y poemas, descubro qué creó una sociedad cultural y espiritual única en el siglo XIV. Fue capaz de inspirarse en Cicerón para redactar cientos de extraordinarias cartas con las que creó un flujo y una comunidad de convicciones con extraordinarios argumentos llenos de entusiasmo y humor... una obra única y modélica que fue olvidada y denostada por las ideologías y las vanguardias de la modernidad que cultivaron una genuina antipatía por el ser humano.
Hemos seguido caminando vida… olvidándonos de los elegidos: Séneca, Homero, Virgilio, Horacio, Leonardo, Leopardi, Dante, Gandhi. y muchísimos elegidos más, entre ellos a nosotros mismos los elegidos, olvidados y manipulados, inseguros y acobardados humanos del siglo XXI....

Y: ¿Es Utópico sentirnos elegidos buscadores de la belleza y la libertad, de ser felices en el mundo gobernado por lo absurdo y banal?

No. Basta acercarnos a nuestra propia intimidad y que creemos una premisa básica que consiste en ser: auténticos. Sin dobleces e hipocresías. Valientes y libres. Naturales y elementales...

Los elegidos son aquellos que aman lo natural sin freno
Son tolerantes con sus congéneres, ya que creen que existe una sola Raza
Respetan las distintas culturas. Es más, tienden a amarlas como propias.
Lo bueno y lo malo también es amado
Aman la frondosidad de Los Jardines salvajes, simples. Primarios… saben beber de su esencia.
Se dejan acariciar de su perfume y se embriagan con el néctar de sus fuentes.
Buscan la Sabiduría ya que se sienten Nada
Aman lo humano… idolatran su animalidad y liberan su espíritu de prejuicios e hipocresía.
Se sienten animales no racionales, ya que la razón les espanta
Son intuitivos y escuchan La voz del Silencio y del Alma
Y: Gozan de Libertad.
Así repelen Las Cárceles...TODAS
Las Guerras...TODAS
Julia De la Rúa

No hay comentarios:

Publicar un comentario