sábado, 3 de octubre de 2009

Aristocracia, maestros y discípulos

Es un error de bulto/bultaco y por ende de paquete considerar que la humanidad no la rigen los seleccionados por Naturaleza, 6.800 millones (y subiendo) de almas perpetuando el ADN, con las minorías gloriosas suficientes en intelecto y físico. Lo que pasa es que el llorón suele ser cortoplacista y prefiere el bingo a la bolsa seria.

Maestros y discípulos, jerigonza moralista. Toda doctrina que se pueda enseñar/aprender es dogma susceptible de ser manipulado, modificado y destruido. No lo pienses, tienes que saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario