sábado, 12 de septiembre de 2009

Patagonia: alma de mujer


Conocí la Patagonia chilena hace unos pocos meses, era verano cuando me adentré por primera vez en estas tierras. Antes de visitarla le pregunté a una amiga: cómo es la Patagonia?. Es caprichosa, tiene alma de mujer, me respondió.
Sin duda su frase recoge mucho de la belleza y la magia de estas tierras. Allí la cordillera de los Andes se desordena, no es la cadena densa de montañas que la caracteriza un poco más al norte. No, son montañas un tanto dispersas que forman valles y anidan lagos acá y allá llenando el paisaje de una belleza sobrecogedora.
Con frecuencia la historia del poblamiento de la región es referida como la gesta de gauchos, pampeanos, pescadores de otras tierras. Hombres de a caballo que se adentraron por los bosques y montañas para tomar posesión de lo inexplorado. Poco o nada se dice de las mujeres que vinieron con ellos o por su cuenta. La mujer patagona ha sido -como en muchos otros lados- invisibilizada en la historia local.

Hoy se cierne sobre la región la garra del monstruo que todo lo depreda. El afán de lucro, del beneficio financiero se ha vestido con su viejo traje de 'proyecto de desarrollo' y amenaza con llenar estas tierras con represas y torres de alta tensión. Ríos serán desviados o contenidos, valles serán borrados y la Madre Tierra toda vilipendiada.

Mujeres, hombres, jóvenes y viejos han unido sus fuerzas para oponerse a la masacre. En el sitio Patagonia sin Represas han recogido información y articulado esfuerzos para detener la tragedia. Pero no es suficiente, como dice la canción "es un monstruo grande y pisa fuerte". Todos los esfuerzos, las cartas, las marchas, la presión que se pueda hacer por ciudadanos del mundo comprometidos con la Madre Tierra son necesarios.

Pero en estos nuevos tiempos, en los que el espíritu de la Mujer retoma su espacio, también la magia recobra su lugar. Una tarea por hacer es crear un anillo de protección para que esta Patagonia Mujer pueda seguir su canto de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario